BIOGRAFÍA

Mi foto

Gabriel Salgado es un Predicador y Cantautor Cristiano Católico, originario de la ciudad de Temuco, 9ª región de Chile. Es miembro fundador del Ministerio de Adoraciòn y Alabanza KAIROSrockatólico, que pone al servicio del pueblo de Dios encuentros y retiros de adoración y alabanza, labor desarrollada intensamente en el sur de Chile.
Su música, mensaje y ministerio están insertos dentro de un plan misterioso de Dios que está llegando a todos los rincones de America Latina.
Gabriel es además,profesor de inglès y orientador familiar. Participa en la Renovación Carismática Católica Chilena desde 1987.habiendo ocupando a lo largo de los años diversos cargos en su seno.Sus discos más recientes son "El privilegio de Adorarte" y "Aún estamos aquí".
Gabriel piensa: " Lo que el hombre no ha sido capaz de unír en el seno del cristianismo,Jesús lo hará por medio de la música".
Gabriel es un hombre de familia. Tiene 2 hijos: Felipe Andrés y Arturo Ignacio. Actualmente Gabriel y sus familia viven en Valdivia, Región XIV de los rìos y desde aquí visita diversas partes de Chile con su ministerio en respuesta a las invitaciones de comunidades cristianas del país para que les visite llevando la palabra de Dios y música.
¿Necesitas oración y apoyo?, ¿Quieres que compartamos nuestro servicio con tu comunidad?
No dudes en contacnos, escribiendonos a:
 

Semana Santa 2017

Semana Santa 2017
"KAIROSrockatólico"

Hermanos y Amigos

Photobucket
¡Jesús,el Mesías, el hijo de Dios, Ha llegado, aleluyah! En esta fecha, en que nuestra esperanza de un mundo mejor se renueva con la llegada del hijo de Dios, recibe un afectuoso saludo navideño, con todos los parabienes de un año 2010 mejor. En el humilde establo de Belén vino al mundo ante el corazón extasiado de sus padres. El asno y el buey le dieron calor. Fue creciendo como todos los niños, pero dotado de una sabiduría sobrenatural. Llegó a los treinta años. Empezó a predicar una doctrina nueva. Un subvertidor que inauguraba la idea de el espíritu en el mundo. Un amor universal desconocido: "Amaos los unos a los otros". Nadie le entendía. Siguen sin entenderle. ¿Cómo pensar que es verdad esa religión del corazón sin fecha y sin patria, esa religación a todos los seres de la tierra que Jesús fundó junto al Pozo de Jacob en conversación con la samaritana? Su nacimiento partió en dos la Humanidad, un antes y un después. Partió en dos las conciencias humanas: creyentes y no creyentes. Su doctrina es la esencia que queda haciendo abstracción de las imperfecciones a lo realizado por la Humanidad. Jesús no fue un dogmático ni un teólogo. Es el creador de una religión del sentimiento puro. Y esta idea del joven Maestro ha sobrepasado el nivel de mediocre bondad más allá del cual nuestra especie humana no ha podido elevarse. Por eso somos incapaces de comprenderlo. Sólo podemos admirarle y amarle. ¡Feliz cumpleaños,mi amado Rabí de Galilea!
Lo más importante no es tener bienes, sino hacer el bien Eclesiastés 1,2;2,21-23; Colosenses 3, 1-5.9-11; Lucas 12, 13-21 Vanidad de vanidades Eclesiastés expresa en términos desconsoladores: «¡Vanidad de vanidades, todo es vanidad! ¿Qué saca el hombre de toda la fatiga con que se afana bajo el sol?». Uno entre la gente pidió a Jesús que interviniera en un litigio entre él y su hermano por cuestiones de herencia. Como a menudo, cuando presentan a Jesús casos particulares (si pagar o no el tributo al César; si lapidar o no a la mujer adúltera), Él no responde directamente, sino que afronta el problema en la raíz; se sitúa en un plano más elevado, mostrando el error que está en la base de la propia cuestión. Los dos hermanos están equivocados porque su conflicto no deriva de la búsqueda de la justicia y de la equidad, sino de la codicia. Entre ellos ya no existe más que la herencia para repartir. El interés acalla todo sentimiento, deshumaniza. Para mostrar cuán errónea es esta actitud, Jesús añade, como es su costumbre, una parábola: la del rico necio que cree tener seguridad para muchos años por haber acumulado muchos bienes, y a quien esa misma noche se le pedirán cuentas de su vida. Jesús concluye la parábola con las palabras: «Así es el que atesora riquezas para sí, y no se enriquece en orden a Dios». Existe también una vía de salida al «todo es vanidad»: enriquecerse ante Dios. En qué consiste esta manera diferente de enriquecerse lo explica Jesús poco después, en el mismo Evangelio de Lucas: «Haceos bolsas que no se deterioran, un tesoro inagotable en los cielos, donde no llega el ladrón ni la polilla; porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón» (Lc 12, 33-34). Hay algo que podemos llevar con nosotros, que nos sigue a todas partes, también después de la muerte: no son los bienes, sino las obras; no lo que hemos tenido, sino lo que hemos hecho. Lo más importante de la vida no es por lo tanto tener bienes, sino hacer el bien. El bien poseído se queda aquí abajo; el bien hecho lo llevamos con nosotros. Perdida toda fe en Dios, hoy con frecuencia muchos se encuentran en las condiciones de Qohélet, que no conocía aún la idea de una vida después de la muerte. La existencia terrena parece en este caso un contrasentido. Ya no se usa el término «vanidad», que es de sabor religioso, sino el de absurdo. «¡Todo es absurdo!». El teatro del absurdo (Beckett, Ionesco), que floreció en las décadas posteriores a la guerra, era el reflejo de toda una cultura. Los que evitan la tentación de la acumulación de las cosas, como ciertos filósofos y escritores, caen en algo que tal vez es peor: la «náusea» ante las cosas. Las cosas, se lee en la novela La náusea de Sartre, están «de más», son oprimentes. En el arte, vemos las cosas deformadas, objetos que se aflojan, relojes que cuelgan como el salchichón. Se le llama «surrealismo», pero más que una superación, es un rechazo de la realidad. Todo exhala putridez, descomposición. ¡El abandono de la idea del cielo ciertamente no ha hecho más libre y alegre la vida en la tierra! El Evangelio del domingo nos sugiere cómo remontar esta peligrosa pendiente. Las criaturas volverán a parecernos bellas y santas el día en que dejemos de querer sólo poseerlas o sólo «consumirlas», y las restituyamos al objetivo para el que nos fueron dadas, que es el de alegrar nuestra vida aquí abajo y facilitarnos alcanzar nuestro destino eterno. Hagamos nuestra una oración de la liturgia: «Enséñanos, Señor, a usar sabiamente los bienes de la tierra, tendiendo siempre a los bienes eternos».

La adoración al Dios vivo

Adorar al Dios vivo es más que una canción, ella es más que un sentimiento, es más que una actitud, es más que un hecho, la adoración es un estilo de vida. “Bendeciré a Jahve en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca.” Salmo 34:1 “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza. . .” hebreos 13:15a Este versículo no dice “ofrezcamos los domingos a Dios”, dice ofrezcamos siempre a Dios. Debemos aprovechar bien el tiempo alabando y adorando a Dios, cuando nos despertemos, de camino a nustros trabajos, cuando estemos conduciendo, cuando estemos limpiando la casa, cuando estemos lavando los platos, cuando tengamos problemas, cuando estemos en la iglesia, cuando nos vayamos a la cama . . . Alabemos y adoremos a Dios siempre. Que la alabanza y la adoración formen parte de nuestros pensamientos, de nuestras palabras, de nuestras canciones y de nuestro vivir. Seamos sinceros con nosotros mismos ¿cuánto tiempo pasamos al día pidiendo cosas a Dios? ... ¿cuánto tiempo pasamos dándole gracias, alabándole y adorándole? . . . Nos levantamos por la mañana y lo primero que solemos hacer es orar: “Señor, te entrego este día y te pido que me cuides, bendice y protege a mi familia, suple nuestras necesidades. . .”. Cuando estamos en el trabajo también le pedimos a Dios que nos ayude, después llegamos a casa y pedimos a Dios que El bendiga nuestros alimentos y cuando acaba el día y nos vamos a la cama, pedimos que Dios nos dé buenos sueños y nos proteja. Pasamos el día completo pidiendo, pidiendo y pidiendo a Dios y nos olvidamos que también es fundamental en esta relación Padre-hijo alabarle y adorarle en todo momento y circunstancia.Siempre. “Ellos, después de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciendo a Dios. Amén.”Lucas 24:52-53 Este pasaje no dice que los discípulos estaban siempre en el templo pidiendo, dice que estaban siempre alabando y bendiciendo a Dios. No debemos esperar al domingo para alabar y adorar a Dios, ahora es el tiempo para adorarle, ahora es el tiempo para bendecirle. “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad.” Juan 4:23 Alabemos y adoremos a Dios en todo momento y podremos experimentar la plenitud de gozo que hay en su presencia (Sal. 16:11 / Lc. 24:52), alabemos y adoremos a Dios siempre y el Señor añadirá cada día a la iglesia los que han de ser salvos (Sal. 40:3 / Hch. 2:47). El oso y el cristiano Para graficar esta idea me gustaría adornar con una historia lo antes expuesto: Un cristiano iba por un bosque y de pronto se encontró cara a cara con un oso enorme y hambriento, Al momento de ver al oso el cristiano salió corriendo, el oso, en tanto, cuando lo vio empezó a perseguirle hasta que el cristiano se quedó sin fuerzas y en un acto de fé se arrodilló y oró diciendo: “Señor, te pido que toques a este oso, conviertelo en este instante en un buen cristiano". El Oso, por su parte, se detuvo al instante y arrodillandose junto al cristiano dijo: “Señor, te alabo y te doy gracias por estos alimentos que tu me prodigas”. Por supuesto que el oso devoró al cristiano y cuando este llegó al cielo, un poco molesto, le dijo a Dios: “Señor, yo que siempre fui un buen cristiano cuando oré no me contestaste.” El Señor, mirándole con amor, le dijo: “Hijo mío, cuando tú te acercaste a mí en ese momento de aflicción, te acercaste con petición, pero cuando el oso se acercó a mí, se acercó con alabanza y acción de gracias.” En nuestra propia vida debemos ser como el oso de la historia, vayamos a Dios con alabanza y acción de gracias. Por grande que sea nuestra necesidad y dolor, llegaremos más facilmente al corazón de Dios si le buscamos a través de la alabanza. esto lo digo justo en los momento en que mi propia madre está al borde de la muerte. Ya no pido por su salud; alabo a Dios por el regalo invaluable de haberla tenido por tantos años, le alabo por que por ella descubrí el amor incondicional que El me tiene, le alabo porque tras una breve separación estaremos por siempre juntos en el cielo alabandole a El. El libro de los salmos nos muestra muy claramente lo que acabamos de ver, debemos acercarnos a Dios con acción de gracias, alabanza y adoración. “Lleguemos ante su presencia con alabanza; aclamémosle con cánticos... Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos delante de Jahve nuestro Hacedor.”Salmo 95:2 y 6 “Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre.” Salmo 100:4 ¡Hey!,despierta y vístete de alabanza! Si acostumbras despertarte por la mañana de mal humor y con la negatividad a flor de piel, ya partiste mal la jornada. Cambia el ship y recuerda lo que dice el salmista: “Este es el día que hizo el Señor me gozaré y alegraré en él. ¡Aleluya!” (Sal. 118:24). Alabémosle por la mañana y nuestra alabanza creará una atmósfera alrededor de nosotros donde podremos experimentar el amor de Dios, su gracia y su poder y que nos acompañará todo el día. El demonio y sus huestes no resisten la alabanza del cristiano y huyen despavoridos. Así mismo la negatividad, el desgano, la pena son neutralizados con alabamos. “El Espíritu del Señor Dios está sobre mí, porque me ha ungido el Señor . . .para conceder que a los que lloran en Sion se les dé diadema en vez de ceniza, aceite de alegría en vez de luto, manto de alabanza en vez de espíritu abatido . . .”Isaías 61:1a y 3 (La Biblia de las Américas) ¿Y,Porqué no alabarle a medianoche? “A medianoche me levanto para alabarte por tus justos juicios.” Salmo 119:62 Va a haber momentos de oscuridad en nuestras vidas en los que tendremos que levantarnos en el nombre de Jesús y alabar a Dios no importando como nos podamos sentir, esto es a lo que la Biblia llama sacrificios de alabanza. “Sacrifica a Dios alabanza, y paga tus votos al Altísimo.” Salmo 50:14 “Ofrezcan sacrificios de alabanza, y publiquen sus obras con júbilo.” Salmo 107:22 “Te ofreceré sacrifico de alabanza, e invocaré el nombre de Jahve.” Salmo 116:17 Ofrecer a Dios sacrificios de alabanza es alabar y adorar a Dios en situaciones adversas y cuando no tenemos ganas de hacerlo. Debemos recordar que no alabamos a Dios porque nos sentimos bien, alabamos a Dios porque El es digno. Tenemos una persona en el Antiguo Testamento que cuando pasó por un momento muy difícil en su vida ofreció a Dios sacrificios de alabanza. Job perdió sus bienes y sus hijos ¿Cuál hubiera sido nuestra respuesta en una situación así? ... ¿Cuál fue la respuesta de Job? “Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró, y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jahve dio, y Jahve quitó; sea el nombre de Jahve bendito.”Job 1:20-21 Para Job la alabanza y la adoración eran un estilo de vida, por eso, en su adversidad pudo decir: “Bendito sea el nombre de Jahve” También para el rey David la alabanza y la adoración eran un estilo de vida y en momentos difíciles pudo alabar y adorar a Dios. “Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto. Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. . .” II Samuel 12:19-20 En el Nuevo Testamento tenemos el ejemplo de Pablo y Silas cuando son arrojados a la cárcel. “Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad. El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo. Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.”Hechos 16:23-26 La mayoría de nosotros en una situación similar nos hubiésemos quejado y deprimido. Me imagino que nos hubiésemos hecho las típicas preguntas: ¿Qué pecado he cometido para acabar en este calabozo? ¿Por qué estoy sufriendo si Dios está conmigo? . . . Pablo y Silas no se sentían bien, habían sido azotados y posiblemente, sus espaldas estaban ensangrentadas, sin embargo, todo esto no les impidió que sacrificaran a Dios alabanza. De igual forma, nosotros debemos alabar y adorar a Dios a pesar de las circunstancias adversas. Debemos recordar que la alabanza no está basada en lo que sentimos ni en las circunstancias que nos rodean, la alabanza está basada en Dios, por eso Pablo y Silas pudieron cantar himnos. Cuando Pablo y Silas se pusieron a cantar no lo hicieron en voz baja porque no cantaban para ellos mismos, estaban cantando para Dios y no les importaba lo que pudieran decir los otros presos, oraron y cantaron en voz alta porque la Biblia dice que “los presos los oían” (Hch. 16:25). El poder de Dios se manifestó sacudiendo cimientos, abriendo puertas y soltando las cadenas de los presos. Dios pudo obrar de esta manera porque Pablo y Silas oraron y alabaron a Dios, Dios se manifiesta en este tipo de ambiente, Dios nos muestra su gloria cuando le alabamos a pesar de las situaciones que estemos atravesando. Cuando llevaban el arca de Dios a Jerusalén, el rey David saltaba y danzaba con toda su fuerza delante de Jahve (II S. 6:14 y 16), a David no le importaba lo que pudiesen decir de él, normalmente los hombres no bailaban por las calles y mucho menos el rey, pero David tenía puesta su mirada en Dios, lo hacía porque amaba la presencia de Dios y aunque fue menospreciado por Mical, su mujer, fue honrado por Dios, por eso pudo decir: “Danzaré delante de Jahve. Y aun me haré más vil que esta vez, y seré bajo a tus ojos; pero seré honrado delante de las criadas de quienes has hablado.” II Samuel 6:21b-22 En el Salmo 50:23 podemos leer: “El que sacrifica alabanza me honrará.” Teniendo en cuenta que Dios honra a los que le honran (I S. 2:30), si sacrificamos a Dios alabanza, estaremos honrando a Dios y si honramos a Dios, El nos va a honrar.Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza . . .”Hebreos 13:15a Hermanos y amigos, el secreto de la alabanza está en que cuando tú alabas y adoras al creador, el interviene inmediatamente en la situación que te aflige y afecta y comienzas a ver las cosas desde una nueva óptica, una positiva, Tu gran gran problema deja de serlo frente al poder y el amor incondicional de nuestro gran Dios por cada uno de nosotros. ¡Aleluya! Gabriel Salgado http://www.tiempodealabanza.blogspot.com

El secreto de trabajar

Un profesor de filosofía me dijo una vez que la palabra trabajo tiene la misma raíz latina que la de la palabra cruz. Ella es TRIPALE. El trabajo es dolor, entrega, muchas veces sacrificio, renuncia. Lo mismo la cruz. Pero cuando lo hacemos sin amor se transforma en dolor, sufrimiento, tensión, angustia, desesperación.Haz tu trabajo con amor, por humilde que sea y descubrirás lo profundo y maravilloso de esta entrega. Queridos amigos y hermanos: Ahora en más, seguiremos con otras reflexiones de nuestro hermano en Jesús y María fray Raniero Cantalamessa. El objetivo de ellas es llevar luz y edificación espiritual a vuestro diario caminar. No olviden que estamos a vuestra disposición. Cualquier comentario, consulta o pedido de oración no duden en hecernoslo llegar por este medio o al correo: tiempodealabanza@gmail.com No olviden orar por nosostros, que estaremos orando por usted. El secreto de trabajar (El secreto es poner el corazón en lo que hacen las manos) Un laico escribió: «¿Qué sentido y qué valor tiene nuestro trabajo de laicos ante Dios? Es verdad que los laicos nos dedicamos también a muchas obras de bien (caridad, apostolado, voluntariado); pero la mayor parte del tiempo y de las energías de nuestra vida tenemos que dedicarlas al trabajo. Así que, si el trabajo no vale para el cielo, nos encontraremos con bien poco para la eternidad. Todas las personas a las que hemos preguntado no han sabido darnos respuestas satisfactorias. Nos dicen: "¡Ofreced todo a Dios!". ¿Pero basta esto?». Respondo: No; el trabajo no vale sólo por la «buena intención» que se pone al hacerlo, o por el ofrecimiento que se hace de él a Dios por la mañana; vale también por sí mismo, como participación en la obra creadora y redentora de Dios y como servicio a los hermanos. El trabajo humano –dice un texto del Concilio-- «es para el trabajador y para su familia el medio ordinario de subsistencia; por él el hombre se une a sus hermanos y les hace un servicio, puede practicar la verdadera caridad y cooperar al perfeccionamiento de la creación divina. No sólo esto. Sabemos que, con la oblación de su trabajo a Dios, los hombres se asocian a la propia obra redentora de Jesucristo» (Gaudium et spes, 67). No importa tanto qué trabajo hace uno, sino cómo lo hace. Esto restablece una cierta igualdad, dejando de lado todas las diferencias (a veces injustas y escandalosas) de categoría y de remuneración. Una persona que ha desempeñado tareas humildísimas en la vida puede «valer» mucho más que quien ha ocupado puestos de gran prestigio. El trabajo, se decía, es participación en la acción creadora de Dios y en la acción redentora de Cristo, y es fuente de crecimiento personal y social, pero también, se sabe, es fatiga, sudor, dolor. Puede ennoblecer, pero igualmente puede vaciar y consumir. El secreto es poner el corazón en lo que hacen las manos. No es tanto la cantidad o el tipo de trabajo que se hace lo que cansa, sino la falta de entusiasmo y de motivación. A las motivaciones terrenas del trabajo, la fe añade una eterna: nuestras obras, dice el Apocalipsis, nos acompañarán (Ap 14,13). 13…Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras 14 con ellos siguen”.

Gabriel Salgado - Tiempo de Alabanza: La Biblia frente a Halloween

Gabriel Salgado - Tiempo de Alabanza: La Biblia frente a Halloween

La Biblia frente a Halloween

Amigos y hermanos: En realidad me quería mantener al margen del todo lo relacionado con halloween, porque me parece que cada vez que se le trata le vamos dando más publicidad y fama de la que se merece. Tengo un hijo pequeño, de seis años y de una u otra forma se vé influenciado por su entorno, colegio y amigos, a buscar en esta fecha otra forma de celebración junto a sus pares. Partiendo de la premisa que muchísimos cristianos católicos participan de estas festividades en forma sana y sin un trasfondo de maldad, considero que es necesario arrojar luz frente a esta celebración para dejar de sentirme cómplice de una práctica reñida con la sana doctrina de la iglesia y totalmente ajena al alma de todo buen cristiano. Para aclarar nuestras dudas debemos pedirle en oración al Santo Espíritu de Dios que nos alumbre y haga brillar la verdad. Y lo que a continuación transcribo es la perspectiva bíblica frente a halloween. ¿Qué nos dice la Biblia sobre Halloween? La palabra de Dios nos dice que Pablo, conciente que la naciente comunidad de Ëfeso está inmersa dentro de una sociedad dominada por prácticas ocultistas y de adoración a demonio,se dirige a ella y les dice: "Y no participéis en las obras estériles de las tinieblas, sino más bien, desenmascaradlas;" (Efesios 5:11). De acuerdo a esta palabra, El Espíritu Santo no solamente ordena rechazar las obras de la oscuridad (como por ejemplo son las fiestas paganas), sino que también nos pone en la obligación de denunciar y exponer lo que ellas son en realidad - obras satánicas, actividades netamente producto del diablo. El verso próximo dice que ni siquiera deberíamos hacer comentarios del detalle de ellas: "porque es vergonzoso aun hablar de las cosas que ellos hacen en secreto." (Efesios 5:12). Dios ordenó en la Toráh: "..., y de no buscar sus dioses, diciendo: "¿Cómo servían estas naciones [en hebreo nación es goy, y se refiere a naciones paganas] a sus dioses para que yo haga lo mismo?" (Deuteronomio 12:30) Más tarde, el mismo Pablo exhorta a la iglesia de Roma a que rechace las cosas del mundo: "Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto." (Romanos 12:2) Todos los católicos y cristianos del mundo no debemos conformarnos (adaptar la Palabra de Dios) a este mundo. Lo que se supone debemos hacer es renovar nuestras mentes con Su Palabra para predicar el mensaje de Dios y no el mensaje de Satanás. El mismo jesús dice: "No se puede servír a dos señores", por lo mismo no podemos buscar simultáneamente a Dios y a las tinieblas: "No podéis beber la copa del Señor y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios. ¿O provocaremos a celos al Señor?" (1 Corintios 10:21-22a). Luego, Aunque todos, o una gran mayoría lo haga,no debemos practicar cosas que son claramente contrarias al Dios de la luz que servimos,sin importar si parecemos extraños o no nos "aceptan". Mucho dijo Jesús a Sus discípulos (y a nosotros) sobre el tema: "Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero como no sois del mundo, sino que yo os escogí de entre el mundo, por eso el mundo os odia." (Juan 15:19); "El que ama su vida la pierde; y el que aborrece su vida en este mundo, la conservará para vida eterna." (Juan 12:25). Muchos padres católicos argumentan que sus hijos forman parte del mundo y no deben ser rechazados por la sociedad, y este en parte es el discurso usado por los cristianos para justificar la celebración de Halloween. Esta posición va a la par con la creencia común de que las actividades de Halloween no son algo real y que no reviste importancia si se celebran o no. Pudiera coincidir con lo del rechazo. Pero, como discípulo del Mesías Jesús, debemos morir en la carne, la cual es la que siempre demanda aceptación. No permitimos a nuestros hijos menores tener relaciones sexuales fuera del matrimonio solo porque el mundo promocione, tolere y acepte tal conducta.Lo mismo debiera hacerse con la celebración del 31 de Octubre por la noche, aún más sabiendo que están relacionadas con el demonio. Haciendo un poco de historia Trescientos años después de que Jesucristo naciera una civilización llamada Los Celtas, habitó en las Islas Británicas, Escandinavia y Europa Occidental. Era un grupo común y corriente. Estaban controlados por una sociedad secreta de sacerdotes paganos llamados Druidas que eran satanistas. Alababan y servían al dios diabólico de la muerte denominado "Samhain". Estos sacerdotes controlaban la vida de otros a través de un mecanismo de temor. Muerte, enfermedades y destrucción sobrevino a los Celtas como resultado de los Druidas y sus prácticas. Halloween es oficialmente la fiesta de los satanistas, de los ocultistas y adoradores de Satanás, así como el comienzo de un nuevo año para el ejercicio de la brujería. Anton Levey, gran sacerdote de la Iglesia de Satanás, dice que existen tres días importantes para los satanistas: su cumpleaños, el 30 de abril y el 31 de octubre (el Halloween). La noche de Hallowen es cuando los poderes satánicos ocultos y la brujería llegan a su nivel máximo de potencia. La noche del 31 de octubre, satanás concede poderes a sus súbditos. La enciclopedia World Book, sostiene que este es el inicio de todo lo "frío, oscuro y muerte". Cuando una madre envía a su hijo a pedir dulces la noche de Hallowen, lo obliga a participar de un culto de la muerte. ¿Que opina el Padre de esto? Halloween es un engaño tan sutil que resulta muy difícil verlo como algo dañino o demoníaco. Al fin de cuentas, lo que vemos es apenas un puñado de niños ataviados con ropajes alegóricos a monstruos, fantasmas o brujas, tocando en la noche a nuestra puerta diciendo "truco o regalo", ¿cierto? Lo mismo sucede con el asunto del horóscopo. La mayoría piensa que la consulta del zodiaco es una simple tontería, entonces ¿por qué no hacerlo? ¿Le importa a Dios en verdad si celebramos Halloween o leemos horóscopos? Dios expresamente ordena en el antiguo testamento: "No sea hallado en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni hechicería, o sea agorero [echador de fortuna, zodíaco, horóscopos], o hechicero, o encantador, o médium, o espiritista,ni quien consulte a los muertos. Porque cualquiera que hace estas cosas es abominable al SEÑOR …" "Porque esas naciones que vas a desalojar escuchan a los que practican hechicería y a los adivinos, pero a ti el SEÑOR tu Dios no te lo ha permitido." (Deuteronomio 18:10-12a, 14.) Por su parte, Juan en el libro del Apocalipsis escuchó una voz desde el Trono que decía: "Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda." (Apocalipsis 21:8). Dios declaró ante Israel, "Exterminaré las hechicerías de tu mano, y no tendrás más adivinos." (Miqueas 5:12). Sabemos que muchas veces a los cristianos se nos tacha de retrógrados y que no "avanzamos con la modernidad"; como cuando la iglesia levanta la voz frente a la posibilidad del aborto o el matrimonio entre homosexuales. Sin embargo hay momentos en que debemos ser congruentes con nuestros principios y en especial cuando se trata de prácticas que son propiciadas por nuestro peor enemigo el diablo.Como dice la palabra. No debemos caer en el engaño del padre de la mentira. ¿Imagina usted a Pedro y su mujer jugando al "truco o dulce" con sus hijos? (claro, si hubiese existido la tradición en aquel entonces) ¿Puede imaginarse a Jesús en la puerta de una casa regalando dulces a los pequeñitos que tanto amó? Resulta absurdo. Entonces, por favor dígame, ¿por qué miles de seguidores de Jesús hacen estas cosas? No hay favor más grande para el enemigo cuando creemos que no existe o ridiculizamos anuncios como este. Es por ello que no quiero ser cómplice de una más de sus mentiras y denuncio que halloween es una práctica satánica y que los católicos y cristianos debemos alejarnos de ella. Ofreciendo una alternativa crisriana a fechas como estas Este sábado, 31 de octubre, haremos algo concreto para luchar contra el enemigo en mi parroquia de la "Preciosa Sangre", en Valdivia. Celebraremos la "Vigilia de la Luz". Comenzaremos con la santa misa a las 19:00 horas, la que será precedida por una vigilia de adoración y alabanza en la misma iglesia. Considero que práticas como esta son necesarias para pasar de la muerte a la vida; para pasar de las sombras a la luz que sólo Jesús nos puede dar. Mientras más grupos y parroquias comiencen a proponer actividades de vida, las sombras comenzarán a retroceder de nuestras ciudades comunidades y villas, dejando paso a un nuevo día de alegría y esperanza para los hijos de Dios.

Reflexiones de Fray Raniero Cantalamessa

Saludos Amigos y hermanos: Estamos contentos por que nuestro ministerio está siendo bendecido grandemente por nuestro Padre celestial con invitaciones y presentaciones a lo largo de nuestra patria. Así se cumple nuestro objetivo y anhelo de llevar la palabra del Señor a todo rincón por medio de nuestras canciones y de la palabra de Dios. Es por ello que te motivamos a comunicarte con nosotros si tienes pensado organizar en tu comunidad un encuentro de alabanza y oración. Pero, el motivo de esta nota es otro. Es comunicarles que desde ahora y en una serie de entregas, vamos a compartir la riqueza de algunas reflexiones de la palabra por boca de Fray Raniero Cantalamessa. El objetivo de estas reflexiones en nuestro espacio no es otro que de entregarles alimento espiritual que les fortalezca en su caminar. Nuetra primera entrega se titula: "El objetivo de los Mandamientos" que lo disfruten. Paz y Bien Gabriel Salgado El objetivo de los mandamientos Los mandamientos no son límite, sino clave para ser feliz El hombre moderno no comprende los mandamientos; los toma por prohibiciones arbitrarias de Dios, por límites puestos a su libertad. Pero los mandamientos de Dios son una manifestación de su amor y de su solicitud paterna por el hombre. «Cuida de practicar lo que te hará feliz» (Dt 6, 3; 30, 15 s): éste, y no otro, es el objetivo de los mandamientos. En algunos pasos peligrosos del sendero que lleva a la cumbre del Sinaí, donde los diez mandamientos fueron dados por Dios, para evitar que algún distraído o inexperto se salga del camino y se precipite al vacío, se han colocado señales de peligro, barandillas o se han creado barreras. El objetivo de los mandamientos no es diferente a eso. Los mandamientos se pueden comparar también a los diques o a una presa. Se sabe lo que ocurrió en los años cincuenta cuando el Po reventó los diques en Polesine, o lo que sucedió en 1963 cuando cayó la presa de Vajont y pueblos enteros quedaron sumergidos por la avalancha de agua y barro. Nosotros mismos vemos qué pasa en la sociedad cuando se pisotean sistemáticamente ciertos mandamientos, como el de no matar o no robar... Jesús resumió todos los mandamientos, es más, toda la Biblia, en un único mandamiento, el del amor a Dios y al prójimo. «De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas» (Mt 22, 40). Tenía razón San Agustín al decir: «Ama y haz lo que quieras». Porque si uno ama de verdad, todo lo que haga será para bien. Incluso si reprocha y corrige, será por amor, por el bien de otro. Pero los diez mandamientos hay que observarlos en conjunto; no se pueden observar cinco y violar los otros cinco, o incluso uno solo de ellos. Ciertos hombres de la mafia honran escrupulosamente a su padre y a su madre; pero se permitirían «desear la mujer del prójimo», y si un hijo suyo blasfemia le reprochan ásperamente, pero no matar, no mentir, no codiciar los bienes ajenos, son tema aparte. Deberíamos examinar nuestra vida para ver si también nosotros hacemos algo parecido, esto es, si observamos escrupulosamente algunos mandamientos y transgredimos alegremente otros, aunque no sean los mismos de los mafiosos. Desearía llamar la atención en particular sobre uno de los mandamientos que, en algunos ambientes, se transgrede con mayor frecuencia: «No tomarás el nombre de Dios en vano». «En vano» significa sin respeto, o peor, con desprecio, con ira, en resumen, blasfemando. En ciertas regiones hay gente que usa la blasfemia como una especie de intercalación en sus conversaciones, sin tener en absoluto en cuenta los sentimientos de quienes escuchan. Además muchos jóvenes, especialmente si están en compañía, blasfeman repetidamente con la evidente convicción de impresionar así a las chicas presentes. Pero un chaval que no tiene más que este medio para causar impresión en las chicas, quiere decir que está realmente mal. Se emplea mucha diligencia para convencer a un ser querido de que deje de fumar, diciendo que el tabaco perjudica la salud; ¿por qué no hacer lo mismo para convencerle de que deje de blasfemar? video

Encuentro con Raniero Cantalamessa

Saludos queridos amigos y hermanos: Este sábado fué uno muy especial. Uno que llevaremos muy guardado en nuestros recuerdos para siempre. Junto con los re-encuentros con personas que Dios, a lo largo del camino nos ha ido presentando y que han dejado su huella indeleble en nuestras mentes y corazones, nos vimos ante la presencia imponente, en su humildad, de un siervo de Dios. Se trata de la persona del capuchino, Raniero Cantalamessa. Este mismo hombre que en su currículum tiene el ser una de las personas que dá retiros personalizados al propio papa de Roma,partiendo por nuestro bien amado Juan Pablo II, ser amigo personal de S.S. Benedicto XVI, nos ha venido a hablar de cosas profundas en 2 charlas con la simplicidad que sólo una persona llena del Espíritu de Dios lo puede hacer. Su primera intervención fué sobre las enfermadades que atacan al hombre tanto en lo espiritual y en lo físico y cómo la palabra de Dios, con su inmenso poder las puede curar. El requisito, tener fé. En su segunda intervención, por la tarde, nos deleitamos con su testimonio de vida, historias de fé, alegría y esperanzas que este hermano e hijo del "pobrecito de asis" matizaba con un exquisito sentido del humor. Terminamos esta jornada de Júbilo con una santa misa presidida por el y en la que la solemnidad del encuentro con Jesús hecho eucaristía se palpaba en el ambiente. Fué un día fantástico, pleno y dichozo y más con la posibilidad que tuve de cantar un par de canciones a mi creador en medio de esa multitud de hermanos y que me hizo recordar y gozarme en aquella canción que hace un tiempo me regaló el Señor y que se titula "el privilegio de Adorarte". "Una vez más te agradezco mi Señor por el inmenso privilegio que me has dado de ser tu adorador y servidor". Enuentros como este debieran tener una continuidad dentro de nuestra iglesia y nuestra renovación,para así sentirnos todos, sin importar el lugar de la patria de donde uno proceda, miembro de una sóla familia cuya cabeza es Jesucristo que junto con su madre, nuestra dulce María nos invitan y acogen en una fiesta de hermanos al amparo del Padre y del poder del Espìritu Santo. A continuación les adjunto una brevísima biografía del padre Raniero: rafía: El P. Raniero Cantalamessa, franciscano, capuchino, nace en la provincia italiana de Ascoli Piceno. Doctorado en Teología y Lenguas Clásicas, asume la catedra de Historia de los Orígenes del Cristianismo en la Universidad Católica de Milán. Miembro, luego, de la Comisión Teológica Internacional hasta 1981, deja un poco antes la enseñanza académica para dedicarse por entero a la predicación en varias naciones, con aguda sensibilidad ecuménica. Desde ese mismo año de 1980 es predicador de la Casa Pontificia. Y en estos últimos años dirige la "RAI-1" un conocido programa de cultura religiosa.

La necesidad de alabar a Dios

Saludos hermanos, quiero compartirles una reflexión que dí hace unos días en mi grupo de oración y que se titula " La necesidad de alabar a Dios", espero que sea de edificación espiritual para cada unos de ustedes. "La Necesidad de alabar a Dios" La palabra que hoy compartiremos es fundamental y necesaria de ser manejada por todos los que buscamos a Dios con corazón sincero. La alabanza es signo característico de los grupos de oración. Decir Grupo de oración Carismática debe ser sinónimo de alabadores de Dios. Sin embargo puede nacer la pregunta ¿porqué debemos alabarle?, ¿Qué conseguimos con hacerlo? Nuestra reflexión se basará en 4 textos bíblicos: 1.- Levítico 1 2.- Hebreos 9:24 – 26 3.- hebreos 10:9-14 4.- Salmo149 Otros 2 anexos: 1.- Hebreos 13:15 2.- 1Pedro 2:5 Antes de ahondar en el tema veamos qué significa alabar: Alabar: honrar, adorar, engrandecer, exaltar, glorificar, agradecer, magnificar. Sabiendo lo anterior, nos volvemos a preguntar: ¿por qué es urgente y necesario que todo creyente alabe a Dios? La respuesta la comenzaremos a ver ahora. En la historia del pueblo de Dios, cuando el pueblo necesitaba acercarse a su creador por cualquier motivo en particular este debía ofrecer, por medio de los sacerdotes del templo, sacrificios de sangre. Por ejemplo, si alguien estaba enfermo acudía al templo y ofrecía un sacrificio en particular por ello. Todo acto tenía su sacrificio particular. Les invito a revisar en casa, el tercer libro de la Biblia, levítico. En sus 5 primeros capítulos narra muy detalladamente el procedimiento que debía seguir cada miembro del pueblo de dios para obtener de El sus favores (sanidad, protección, aceptación, agradecimiento) y el perdón de los pecados. Los capítulos 1y2 sacrificios de amor; Capítulo 3 ofrendas por la paz; 4-5 sacrificios por el perdón de los pecados. Como una forma de interiorizarnos del procedimiento diario y permanente de los sacrificios que hacía el pueblo de Israel, leeremos Levítico 1 Esto tuvo lugar hasta los tiempos de Nuestro Señor Jesucristo, (presentación de Jesùs en el templo Lc2: 21-24). Sin embargo con el sacrificio de Nuestro Señor Jesús, el cordero de Dios, en la cruz del Calvario, todo lo anterior dejó de tener valor y quedó demostrado que era sólo una imagen de lo tenía que venir y que cambiaría el curso de la historia. La entrega de Jesùs y el derramamiento de su sangre por el perdón de todos los pecados de la humanidad. Jesùs realiza de una vez para siempre el perfecto sacrificio de cordero de Dios. Hebreos 9:24 – 26 / hebreos 10:9-14 Entonces, ahora que no hay sacrificio que agrade a Dios, ¿cómo podemos obtener de El sus favores?, ¿cómo podemos llegar a su corazón? Encuentren ustedes la respuesta a esta interrogante en los siguientes versículos 1.- Hebreos 13:15 2.- 1Pedro 2:5 3.- Salmo149 Dios les bendiga Gabriel video

NUEVA PÁGINA AL SERVICIO DEL PUEBLO DE DIOS

SALUDOS HERMANOS Y AMIGOS: DESPUÉS DE UN FIN DE SEMANA GLORIOSO EN EL RETIRO QUE NOS TOCÓ VIVIR EL A CIUDAD DE LA UNIÓN, AHORA TENEMOS UN NUEVO MOTIVO DE DICHA: LA INAUGURACIÓN DE NUESTRA PÁGINA WEB QUE ESTÁ A VUESTRA DISPOSICIÓN PARA COMPARTIR TEMAS, COMENTARIOS, VIDEOS Y MÚSICA CRISTIANOS. EN EL AMOR DE DIOS, LES INVITAMOS A VISITARLA Y HACERSE COLABORADORES DE ELLA CON COMENTARIOS Y ARTÍCULOS PARA EDIFICACIÓN DE TODOS LOS QUE LA VISITEMOS. LES ESPERAMOS GABRIEL SALGADO LA DIRECCIÓN ES: http://www.gabrielsalgado.tk
Hola hermanos y amigos. ha pasado el tiempo y estamos ahora en condiciones de compartir con ustedes una nueva entrega del tema que hemos titulado "MÚSICOS O SALMISTAS". La presente entrega se titula:"EL SALMISTA CATÓLICO, TODO Y UNO SOLO EN DIOS". les recordamos que el objetivo de estas reflexiones es edificar a los salmistas de nuestra iglesia y motivarlos a realizar su servicio según la voluntad del Padre. "EL SALMISTA CATÓLICO, TODO Y UNO SOLO EN DIOS" Un salmista católico debe proyectar EN SU MÚSICA Y EN SU VIDA la representación trinitaria de Dios. Cuando Jesús confía a sus apóstoles la misión, “id por todo el mundo y anunciad el evangelio”, expresó la trinidad en la fórmula bautismal: “bautícenlos en el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo” ( Mateo 28,19) La Santísima Trinidad indica la fe en tres personas divinas que conforman un Dios único. Un dogma y un misterio que creemos a la luz de la fe. De igual manera el salmista que agrada a Dios debe unificar tres partes esenciales en un solo ser: Una parte racional, otra emocional y otra espiritual. Un ser racional capaz de entender el mundo que Dios le ha dado para transformarlo con su trabajo artístico. En esta parte encontramos todos los conocimientos y saberes de la música religiosa católica que el hombre ha producido y aprendido a lo largo de su historia. Por la razón el hombre establece un orden y unos métodos musicales que vemos traducidos en nuevas técnicas vocales e instrumentales de interpretación, en la literatura musical, en innovadores arreglos, entre otros. Todo lo anterior unido a los conocimientos sobre liturgia y música, que el salmista debe aplicar con base en las normas emanadas por la Iglesia Católica. Aquí el amor a Dios es la razón para servir a la Iglesia, al otro, al que sufre. Un ser racional cultiva el discernimiento para saber qué, porqué, para qué, cómo, dónde, cuándo usar la música litúrgica o de inspiración religiosa, según el espacio, el lugar o la cultura en la cual se desenvuelve. La racionalidad es un polo a tierra, que une lo eterno con lo mundano. Es la parte externa que dice: “tengo que pagar las deudas, los instrumentos, el estudio, el transporte, las grabaciones...”. Es la antena que equilibra nuestro ser sentimental y espiritual. Un ser sentimental, sensible a las maravillas de Dios, capaz de expresar todos sus sentimientos. En esta parte la experiencia psicológica, social, económica, histórica, que ha vivido el salmista influye, de una u otra forma, en el estado emocional que va a transmitir en sus obras. Como también es la percepción del mundo que lo rodea a través del oído, el olfato, el tacto, la vista y que se manifiesta en sentimientos de tristeza, alegría, dolor, melancolía, gratitud que emanan de lo más profundo del ser humano. Un ser ESPIRITUAL. Un ser trascendental que vive en contacto permanente con Dios. La espiritualidad del verdadero salmista católico no es otra cosa que la misma vida cristiana por la que nos diferenciamos de los demás. Es el alma de la Iglesia y de nosotros en ella. Un salmista católico no se diferencia ni por el sexo, la raza, la posición social, se distingue por su alma. Un alma difundida por todo el cuerpo, así como el alma de la Iglesia está difundida por todo el mundo. Sin la espiritualidad las demás partes carecen de valor, serían un cuerpo sin vida. El espíritu cristiano es como la sabia que alimenta las plantas, es como la sangre que irriga nuestro cuerpo, es como la sal que da sabor a los océanos. El alma habita en nosotros así como la luz habita el día, no la podemos ver ni tocar, pero se vive en la fe y en el amor, en ese gran mandato que nos dejó Jesús “ Amaos los unos a los otros como yo os he amado” ( Juan 15) La música realizada por nosotros mismos es un esfuerzo en vano que se queda en la tierra, intrascendente e insípida. Sin el viento que anima y sin el calor que alienta nuestros corazones es imposible crear, cantar y servir a Dios con amor. La espiritualidad del salmista es la respuesta positiva y consciente al amor de Dios en nuestra vida. Como dice el obispo Robert. F. Morneau de España, ”la espiritualidad es escuchar y responder, ser obediente y generoso, decir sí a un Dios”. El sí que damos para servir a Cristo a través de la música, es una forma de devolver los talentos y los dones que el Creador nos ha dado. Es una forma de compartir con nuestros hermanos la alegría, la luz y el amor que hemos encontrado en el Señor. Una gracia que nos ha sido dada por Dios para iluminar el camino de muchas personas que andan en la tristeza, en las tinieblas, en el odio y en la indiferencia hacia Dios. La música que sale del alma es la expresión concreta de nuestra íntima relación y comunicación con Dios. Es la realidad de sentirnos sus hijos amados en Jesucristo por la “filiación adoptiva” que recibimos a través de la Virgen María (Gal. 4 4-5). Y esta comunicación se vuelve tripartita y eficaz cuando el Espíritu Santo nos enseña y pone en nuestros labios, en nuestra mente y en nuestro corazón el lenguaje adecuado para llevar su mensaje de acuerdo con el tiempo y el espacio en que vivimos. Un mensaje siempre actual, comprensible a los oídos de los fieles que nos escuchan. La espiritualidad también sugiere un orden de prioridades. ¿Qué es lo más importante para ti o para mí como cristianos? Dios sobre todas las cosas, lo demás viene por añadidura. La familia, los amigos, el trabajo, la educación. En este sentido, Cristo es el centro de nuestra espiritualidad, que se refleja en tu forma de sentir, actuar, hablar, cantar y orar. En la espiritualidad del artista como en la racional, también se alberga el don del discernimiento con el que descubres cómo debes utilizar los medios tecnológicos musicales y los recursos para difundir la fe. Si eres un músico clásico, moderno, folclórico, popular, vocal o instrumental, de lengua hispana o anglosajona, si eres un intérprete o compositor de música litúrgica o de inspiración religiosa... Es decir es el don que te ubica y te dice: Cómo vas a llevar el mensaje? ¿Qué medios utilizarás? El salmista católico debe desnudar su alma, abrir sus puertas a la voluntad de Dios. El es el tesoro más valioso que podemos encontrar. Por eso ese tesoro se comparte, se protege, se defiende con valor y se cuida con la oración y con una vida sacramental transparente. Un ejercicio limpio y permanente del trabajo musical religioso busca la honradez, la sabiduría, la humildad de corazón, la caridad, la pureza. El Padre Jesús Antonio Gómez Gómez”, director espiritual de laicos y religiosos en Antioquia insistía en actitudes y prácticas que a simple vista parecen simples, pero que en realidad son muy exigentes y nos conducen a la eternidad: la ascética, la austeridad, el sacrificio, la mortificación, la penitencia, la importancia de huir a las ocasiones próximas a pecar, la guarda de los sentidos y la guarda del corazón”. Recomendaciones que necesitamos practicar día con día en medio del consumismo, de la gloria, la fama y el dinero que ofrecen los hombres con la música comercial. En este orden, vimos como las tres partes que conforman un autentico salmista de Dios se mezclan entre sí para dar como resultado un ser musical UNO en Dios. Las tres partes se nutren y se interrelacionan para conformar un fluido, un concierto que circula en todo el cuerpo, en la cabeza, el tronco y las extremidades y que se articulan gracias a su gran director, Dios. Para concluir, puedes ser un músico profesional, pero si no cantas con amor no enseñas a Dios; puedes cantar con amor, pero si no tienes fe tu canto no tiene sentido. En definitiva, no eres un salmista según el parecer del Padre Dios y debieras tomar las medidas para enmendar tu camino. Hermanos y amigos queridos, así concluímos la 3ª parte de esta entrega.No se pierdan la parte 3 de nuestro tema "MÚSICOS O SALMISTAS" En el intertanto, les pedimos orar por nuestro ministerio que nosotros oraremos por ustedes Cualquier petición de oración agannosla llegar. Bendiciones en Jesús y María: video

“El salmista busca Dios en el Silencio"

Saludos queridos amigos y hermanos. Esta es la segunda entrega del tema: ¿Artistas o Salmistas?, cuyo primer capítulo lo entregamos hace unas semanas con el título: ¿Cuál debe ser es la espiritualidad del músico Cristiano? Esperamos que sea para clarificación y edificación de vuestro servicio. Aquí está entonces el capítulo II de esta entrega titulado:

" El salmista busca Dios en el Silencio" Definitivamente Dios sabe cómo trabajar con los jóvenes impacientes por aprender música, sólo hace falta volver a la fuente de comunicación y empezar todos en el mismo espíritu que paradójicamente es el silencio. El silencio es tan importante porque nos ayuda a entender que una canción cantada a destiempo, cuando no estamos en sincronización con Dios, desafina. Cuesta trabajo. A los jóvenes no les gusta guardar silencio ni por un segundo: absortos en el radio, los discos, la televisión, computadora y los mismos estudios mantienen ocupada la atención del joven... porque no les gustaría lo que escucharían. Hace falta atreverse a escuchar el silencio, enfrentar la realidad. La clave está en no apresurarse, en este caso a obtener bellos sonidos y canciones a la par de una guitarra. El silencio es esencial, pero esto no quiere decir que sea lo único, el Señor nos enseña con sabiduría cuándo se debe callar y cuando se debe hablar (o cantar) Ec. 3:7 Si quieres entregar tu música al servicio del pueblo de Dios, de su comunidad; necesitas escuchar primero ¿cómo vas a ayudar si no sabes percibir en qué se necesita de tu ayuda? Dios quiere ser escuchado también, necesitamos aprender a distinguir su voz de entre las múltiples voces que a menudo nos rodean para poder transmitirla a los demás. Para esto no es necesario tener la mejor o más educada voz ni los más costosos equipos ni la mejor ubicación en la Iglesia. No luches contra el silencio de Dios, escúchalo, respétalo, vive con él y transmite lo que Dios está ansioso por expresar a través de tu canto. "EL Salmista es Solidario” "SEREMOS RECONOCIDOS COMO DISCÍPULOS DE CRISTO POR EL AMOR QUE DAMOS A LOS DEMÁS" Dentro de nuestra vida musical misionera se nos viene pronto a nuestra mente a los muchos que nos han acogido en sus hogares en diferentes partes. En la abundancia y escasez, todos ellos compartían con nosotros lo que tenían como verdaderos hermanos en Cristo. Lo anterior me mueve a reflexionar acerca de la solidaridad y la caridad cristiana que son una expresión de nuestro encuentro personal con Dios. El amor que podamos dar a los demás, es lo único que prueba que somos amados por Dios. La construcción del Reino de Dios nos convoca a superar las barreras creadas por las clases sociales, las barreras geográficas, las denominaciones de los grupos artísticos y los movimientos dentro de nuestra misma religión... De nada nos sirven las grabaciones, los conocimientos musicales, los viajes, la tecnología que usamos, si realmente no existe un compromiso con los demás. La música que cantamos y lo que hacemos por los demás se devuelve como el eco. Recibimos el eco de nuestra voz y de nuestras acciones. ¿Eres generoso con tu trabajo artístico? ¿Te has sacrificado por el otro? Ya muchos músicos de Dios hemos compartido como vivimos problemas financieros para poder cubrir las deudas que traen las producciones artísticas y hasta algunos sacrificamos la familia y las comodidades de salud, alimento, entre otros, por cantarle Dios y por predicar la Buena Nueva. Pero nos anima el saber que "Dios ama al que da con alegría". Jesús se presenta ante nosotros de muchas formas, ¿Le has respondido? ¿Le has ayudado a aquellos que lo necesitan? A veces lo que creas más insignificante puede cambiar la vida de otro. No hace falta una catástrofe natural, o un acto de terrorismo, o un acontecimiento especial como lo narraba al comienzo para practicar la caridad. Lo podemos hacer todos los días con nuestros amigos, nuestra familia, nuestros vecinos, con los compañeros de trabajo, en fin con toda la gente que nos rodea; así es como predicamos con ejemplo. Igualmente, como comunidad católica no nos olvidemos de intercambiar ideas ante cualquier acontecimiento, para descubrir juntos los valores más importantes de nuestro que-hacer evangelizador musical. Es triste ver como en muchos casos cada artista trata de salir adelante solo, como una rueda suelta, a la deriva.sin darse a la sociedad. Empecemos por conocer a los demás grupos, de acercarnos y de ayudarnos mutuamente como comunidad artística de Dios. No nos dejemos absorber por el trabajo diario, no nos de pena o miedo darnos a los demás, abrir nuestro corazón a los demás. Dar, dar y dar , solo de esta manera olvidamos el amor propio para entregarnos al servicio de Dios y del otro. Con pequeñas manifestaciones de amor a Dios y a los demás podemos desterrar el odio y el egoísmo que nos rodea logrando la convivencia fraterna. Muchos hemos experimentado el amor de Dios a través del hermano y de otro lado, muchos también hemos sentido la alegría de servir y de donarnos a los demás de otras maneras. Querido salmista, procura iluminar tu vida cristiana con la solidaridad, el servicio y la alegría. Cuando eres solidario haces el bien y creces con tu hermano que trabaja con el mismo instrumento, de esta manera crecemos todos musical y espiritualmente. Estarás practicando la solidaridad: Si escuchas y respondes generosamente a la voz de tu hermano que te pide ayuda. Si sabes leer, interpretar y cantar los hechos que afligen tu entorno local y mundial.

Si te comunicas con el alma, con la fuerza que da solo el Espíritu de Dios. Si con tu voz o instrumento llevas vida y amor a quien lo necesita. Si sientes y comprendes el dolor del otro como algo propio, además de expresarlo en tu música. Si te dejas tocar por una obra artística y por su mensaje de esperanza, amor y paz. Si das consuelo, esperanza, renuevas las fuerzas perdidas, entregas paz y alegría con lo que haces.

Así concluímos la 2ª parte de esta entrega.No se pierdan la poarte 3 de nuestro tema enel intertanto les pedimos orar por nuestro ministerio que nosotros oraremos por ustedes Bendiciones en Jesús y María: Gabriel

ENCUESTA A PARTICIPANTES RETIRO DE COMPOSITORES CATÓLICOS VALDIVIA ABRIL 2009

ENCUESTA A PARTICIPANTES DEL ENCUENTRO DE COMPOSITORES CATÓLICO VALDIVIA ABRIL 2009 Querido hermanos y amigos: Aún vibran en nuestro corazón los recuerdos de aquel memorable encuentro de músicos y compositores católicos realizado los dias 17- 18 y 19 de Abril recién pasado. En la casa partoral del obispado de Valdivia, nos reunimos 26 compositores de diversos lugares de nuestro país con un sólo objetivo: Orar juntos y pedirle a nuestro creador nos impirase composiciones dirigidas a la persona del Espìritu Santo. Creemos a cabalidad que la meta se logró. Dios siempre responde a su pueblo y es así que nacieron bellas melodías en esas jornadas de oración y composición grupales que muy pronto será donadas a nuestra amada iglesia, como una manera fraternal de renovar el material relacionado con canciones al Santo Espíritu de nuestra iglesia. A continuación adjunto una encuesta realizada a los participantes respecto a su visión del retiro y que esperan para el futuro respecto a repetir esta actividad. Aquí están las respuestas para que ustedes saquen sus propias conclusiones y nos las hagan llegar Un abrazo fraternal Gabriel Salgado QUÉ TE GUSTÓ DEL RETIROTODO 20% COMPARTIR Y CREAR CON DIVERSAS PERSONAS 70% LAS ENSEÑANZAS 10% QUÉ MEJORARÍASLUGAR 20% PUNTUALIDAD 30% NADA 50% ASISTIRÍAS A OTRO ENCUENTRO 100% DONDE DEBIERA REALIZARCE EL PRÓXIMO ENCUENTRO LEJOS DE LA CIUDAD 20% PUERTO MONTT 10% TEMUCO 10% NORTE 20% NO IMPORTA EL LUGAR 30% VALDIVIA 20%

RETIRO SALMISTAS CATOLICOS

Saludos amigos y hermanos en Jesús, estamos rebosantes de alegría por lo vivido este fin de semana recién pasado 17,18 y 19 de abril. La razón, 26 compositores Católicos Chilenos, nos reunimos en la Casa Pastoral del Obispado de Valdivia, en el 1º Encuentro de oración y composición realizado en nuestro país.

No es el hecho de haber sido privilegiados por el Señor al haber llevado a cabo el 1º Encuentro de este tipo en nuestro país, sino que lo vivido se escapó de lo planeado. Durante 3 días oramos y compusimos para la persona del Espíritu Santo y el Padre nos regaló un puñado de canciones que, según lo planeado, ofreceremos como una ofrenda de amor a nuestra madre Iglesia Chilena y que muy pronto estaremos compartiendo con uds. Les adjuntamos algunas fotos de este hermoso encuentro.

Link de las fotografías..... AQUÍ GABRIEL SALGADO

¿ARTISTAS O SALMISTAS?

Queridos hermanos: A partir de hoy publicaré varias reflexiones sobre lo que la Biblia cree debieran ser el perfil que una persona debiera tener para el correcto servicio de Dios en la música y la forma en que se debiera desarrollar este hermoso servicio.

Estos temas lo he sacado de mi experiencia personal, la palabra, artículos y lo que he visto y vivido en estos años de servicio a mi creador a través de este ministerio. El objetivo no es otro más que dar luces a aquellos músicos cristianos que desean servir a Dios con un corazón sincero y sin buscar el reconocimiento, el aplauso y la fama que el mundo da ; trampa en la que muchos caen y de la que es bastante difícil salir. Es por ello que los invito y les motivo a invitar a otros a seguir esta serie de reflexiones que irán apareciendo. El día de hoy comenzaremos con el tema:

¿ARTISTAS O SALMISTAS?

Salmo: (del griego psalmòs psalmòs, de psallo, psallo, pulsar instrumento de cuerda) m. Composición o cántico de alabanza a Dios. Salmista: m. El que compone y/o canta salmos

¿Cuál debe ser es la espiritualidad del músico Cristiano?

Su espiritualidad debe ser plena de gozo: La espiritualidad de aquél que ha visto el amor gratuito, de aquél que ha experimentado la victoria de la resurrección en su vida... y esto despierta en él un canto de alegría.Su espiritualidad debe estar marcada por la humildad de espíritu. la espiritualidad de aquél que conoce la profundidad del corazón del hombre, nuestra pobreza, nuestra miseria y que desde la muerte puede reconocer el amor de quién nos ha amado en su hijo Jesucristo, porque sólo desde nuestra pequeñez podemos elevar un cántico en espíritu y en verdad. Nadie puede cantar las maravillas del Señor si no ha visto, como la virgen María, que el Señor ha mirado la humillación de su esclava. Un músico cristiano está llamado a experimentar en su vida el amor de Dios cuando hemos sido sus enemigos: la gratuidad, para poder proclamar, como el salmista, que “en mi roca no existe la maldad”.Nuestra misión, como músicos es la de bendecir y anunciar en nuestro canto, la buena noticia del perdón, de la paz, de la victoria sobre la muerte. Es por ello que con sus salmos el Rey David nos muestra la verdadera espiritualidad del cristiano que es cantor, músico y poeta, ya que Jesús dice que todos los salmos hablan de él.Busquemos en los salmos una fuente de inspiración para nuestro canto: “Para ti es mi música Señor...” Para un mejor análisis, enseguida ahondaremos que algunos aspectos que caracterizan el espíritu de un músico Cristiano.

“La espiritualidad del músico católico"

El pueblo de Israel ha encontrado en los Salmos una manera de entablar con Dios un diálogo existencial profundo y rico en formas y contenido. Esencialmente son himnos, cánticos, poesías y oraciones que en forma de súplica y alabanza se elevan al Creador porque se reconoce en él al que conduce la historia y la vida de su pueblo. Quién mejor interpreta, en este sentido, la espiritualidad de los Salmos es el Rey David. A él se le atribuyen la mayor parte de ellos. Su vida y experiencia los ha inspirado. Tal vez él es quién representa la verdadera espiritualidad del músico. El Rey David es un hombre que ha sido llamado, elegido, ungido por el Señor para ser Rey de Israel. Un hombre que ha conocido la gratuidad de esta llamada. Es el hombre a quién Dios ha colmado de todas sus bendiciones y bienes. Sin embargo este hombre ha pecado profundamente. Ha cometido los pecados más graves a los ojos de Dios. Ha sido adúltero y luego para esconder su pecado ha mandado a asesinar a Urías, el marido de Betsabé. Dios a través del profeta Natán ilumina su realidad y David reconoce su pecado y se arrepiente.

Este hombre conocerá la más profunda consecuencia de romper con el amor de Dios: la tristeza, desolación y angustia a la que conduce el pecado. Sin embargo esta misma experiencia es la que le lleva a buscar y, finalmente encontrar en Dios, el perdón. El Rey David comprenderá la profunda realidad de la miseria humana y clamará desde el fondo de su corazón, elevando un cántico de alabanza, de súplica y de perdón.Sin embargo, hay algo particular en El Rey David; es su humildad. Ya que reconociendo sin tapujos su fragilidad puede también reconocer la infinita grandeza de Dios. Por esta razón Dios le promete que de su descendencia vendrá el Mesías. Es por eso que David tiene motivos para componer y cantar, ha experimentado en su propia vida la misericordia, siente gratitud por el amor incondicional de Dios, y es beneficiario de la gratuidad del perdón divino. Sobre todo ha visto que Dios ama al pecador.

Entonces en este hombre surge un canto: “Te doy gracias, Yahvé de todo corazón, Voy a proclamar todas tus maravillas...” (Sal. 9,2) “Cantad para Yahvé los que lo amáis, recordad su santidad con alabanzas” (Sal. 30,5) ¡” Dad gracias a Yahvé con la cítara, tocad con el arpa de diez cuerdas; cantadle un cántico nuevo, acompañad la música con aclamaciones”! Pues recta es la palabra de Yahvé, su obra toda fundada en la verdad. (Sal. 33, 2s) “Bendeciré en todo tiempo a Yahvé, Sin cesar en mi boca su alabanza.” (Sal. 34,2) “Puso en mi boca un cántico nuevo, una alabanza a nuestro Dios” (Sal. 40,4) “¡Pueblos todos, tocad palmas, aclamad a Dios con gritos de alegría!” (Sal. 47,2) “Aclama a Dios tierra entera, cantad a su nombre glorioso, dadle honor con alabanzas, Decid a Dios: ¡Qué admirables tus obras!” (Sal. 66,2) “Cantaré por siempre el amor de Yahvé, anunciaré tu lealtad de edad en edad.” (Sal, 89,2) “Es bueno dar gracias a Yahvé, cantar en tu honor, Altísimo, publicar tu amor por la mañana y tu fidelidad por las noches, con el arpa de diez cuerdas y la lira acompañadas del rasgueo de la cítara” (Sal. 92,2) “Venid, cantemos gozosos a Yahvé, aclamemos a la roca que nos salva” (Sal. 95,1) “¡Cantad a Yahvé un nuevo canto, Canta a Yahvé tierra entera, Cantad a Yahvé, bendecid su nombre! Anunciad su salvación día a día contad su gloria a las naciones, sus maravillas a todos los pueblos” (Sal. 96,1-3) “Cantaré al amor y a la justicia para ti tañeré, Yahvé; Iré por el camino perfecto: ¿cuando vendrás a mí?” (Sal. 101, 1-2) .

"El músico de Dios es pobre en Espíritu"

Recordemos la recomendación de Jesucristo a sus discípulos en el Sermón de la Montaña: "Bienaventurados los pobres de espíritu... “Esto quiere decir según San Agustín, "no los pobres en riquezas, sino en deseos" (S53A,2) ó " el pobre de Dios lo es en el alma, no en la bolsa (CS 131,26)

¿Qué significa ser un artista pobre de espíritu?

Los artistas pobres de espíritu son aquellos que demuestran humildad, piedad, que comparten sus dones con los necesitados, que enseñan y dan de lo que saben y tienen a los demás. Que si algo ganan con su trabajo artístico lo vuelven a invertir en la evangelización musical. Que si reciben un elogio no se lo guardan para sí; sino que inmediatamente se lo entregan a quién realmente se lo merece, se lo entregan a Jesùs.

Estos artistas pobres en espíritu ya no merecen tan pequeño titulo, ellos merecen ser denominados Salmistas con todo lo que significa esa denominación.

En un salmista no cabe la soberbia, la vanidad, el orgullo y la vanagloria. ¿Cuántos pseudos salmistas se creen intocables, estrellas, sagrados, superiores, merecedores de alabanza por sus talentos y su profesionalismo artístico, olvidando que el único que debe ser alabado y merece por sus meritos brillar es el lucero de la mañana; Jesùs el Señor? Estos sí que merecen ser llamados artistas por que son pobres en el alma, porque no reconocen que si algo son, ha sido por obra del creador y no por mérito propio. Estos Sí merecen el título de artistas por que su norte no es darle la gloria a Dios sino que es llenar sus vacíos del alma con el aplauso y el halago fácil. Estos artistas terminan hartando a su entorno con su egoísmo y vana gloria.

En el camino a la santidad, los salmistas que renuncian a todos los bienes materiales son "almas grandes", como San Francisco de Asís, poeta que le cantó a la vida, a la muerte y a la todo lo creado por Dios.

Pero, en el proceso transformador del arte se necesitan los recursos para concluir una obra teatral, pictórica, musical, arquitectónica, entre otros. Los medios son necesarios en la producción de obras. De lo contrario, un Miguel Ángel no hubiera podido pintar la capilla Sixtina, o Palestrina no hubiera desarrollado la genialidad musical que Dios le regaló y que aplicó como "Maestro de Capilla" en la Basílica de San Pedro, en Roma.

Un Salmista del Dios vivo es aquel que vive en la austeridad. Como lo dije anteriormente, vivir en la austeridad no significa prescindir de los medios necesarios para transformar con esfuerzo y trabajo, la naturaleza que Dios le dio al ser humano. Es indiscutible, que en el proceso de un producto artístico final se necesitan de conocimientos y de medios, los cuales se adquieren de acuerdo con la historia musical del hombre, con trabajo remunerado en especie o en dinero. Salmista de Dios: ¿De qué te sirve padecer la pobreza material si esta te pueda llevar a caer en la codicia, o si tu corazón se consume en los deseos no cumplidos?

Qué es mejor: ¿Ser un Salmista humilde de corazón con los medios para subsistir y llevar adelante su ministerio o un artista pobre, soberbio, y lleno de orgullo?

Aprender a ser pobres de espíritu es aprender a ser piadosos y humildes de corazón a ejemplo de la Santísima Virgen María. El cristiano comprometido con la evangelización artística debe crecer en virtudes como la docilidad, la piedad, la fe, la caridad y la fidelidad a Dios. Estas son las verdaderas riquezas, además de todos los dones y talentos recibidos, que nadie nos puede robar y que se llevan a la vida eterna. En Comunión.

ANGELMÒ - CHILE

Salmista Cristiano que compone para Cristo Jesús desde 1997. Pertenece al Ministerio de adoración y alabanza Kairos. Profesor de inglés y orientador familiar. Participa de la Renovación Carismática Católica desde 1987, ocupando diversos cargos. Es posible contactarlo a través del mail: tiempodealabanza@gmail.com También es posible bajar sus composiciones desde diversos sitios.

http://www.trovador.ning.com/profile/GabrielSalgado

http://www.youtube.com/tiempodealabanza