BIOGRAFÍA

Mi foto

Gabriel Salgado es un Predicador y Cantautor Cristiano Católico, originario de la ciudad de Temuco, 9ª región de Chile. Es miembro fundador del Ministerio de Adoraciòn y Alabanza KAIROSrockatólico, que pone al servicio del pueblo de Dios encuentros y retiros de adoración y alabanza, labor desarrollada intensamente en el sur de Chile.
Su música, mensaje y ministerio están insertos dentro de un plan misterioso de Dios que está llegando a todos los rincones de America Latina.
Gabriel es además,profesor de inglès y orientador familiar. Participa en la Renovación Carismática Católica Chilena desde 1987.habiendo ocupando a lo largo de los años diversos cargos en su seno.Sus discos más recientes son "El privilegio de Adorarte" y "Aún estamos aquí".
Gabriel piensa: " Lo que el hombre no ha sido capaz de unír en el seno del cristianismo,Jesús lo hará por medio de la música".
Gabriel es un hombre de familia. Tiene 2 hijos: Felipe Andrés y Arturo Ignacio. Actualmente Gabriel y sus familia viven en Valdivia, Región XIV de los rìos y desde aquí visita diversas partes de Chile con su ministerio en respuesta a las invitaciones de comunidades cristianas del país para que les visite llevando la palabra de Dios y música.
¿Necesitas oración y apoyo?, ¿Quieres que compartamos nuestro servicio con tu comunidad?
No dudes en contacnos, escribiendonos a:
 

Semana Santa 2017

Semana Santa 2017
"KAIROSrockatólico"

Hermanos y Amigos

Photobucket

Fuera los temores ¡Viva la Esperanza!...

 
Fuera los temores ¡Viva la esperanza!
Jesús el Mesías, Rey de los Judíos, Nuestro Salvador, nace en Belén
 

Amigos y hermanos, estamos felices por lo que viene. Estamos de fiesta con Jesús y en su presencia no hay espacio para nada que perturbe nuestro espíritu. Fuera de nuestras vidas temores y angustias por un futuro incierto, nacidas de profecías engendradas por el maligno en el corazón de paganos. Todo cristiano(a)no debe prestar oídos a esos engaños, mas debe tener una esperanza y fe vivas porque la verdadera noticia que debe ocupar nuestra atención en este mes de diciembre no debe ser otra que la del nacimiento de nuestro Salvador Jesús, el Mesías esperado por todo el género humano. Si estamos con EL, nada malo nos puede suceder; Si confiamos en EL, no saldremos defraudados. San Pablo nos lo confirma en su carta a los Romanos: ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”. Romanos 8:31,37

 Este mismo llamado a confiar en nuestro Señor se multiplica en la Biblia. Es un llamado incesante de amor de parte de nuestro creador a confiar con todas las fuerzas en su protección y pasión por cada uno de nosotros sus hijos.

Y Javhé va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.” Deuteronomio 31:8

“Aunque un ejército acampe contra mí, No temerá mi corazón; Aunque contra mí se levante guerra, Yo estaré confiado.”
Salmos 27:3

Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar.
Salmos 46:1,2

“En Dios alabaré su palabra; En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre?” Salmos 56:4

“No tendrás temor de pavor repentino, Ni de la ruina de los impíos cuando viniere, Porque Javhé será tu confianza, Y él preservará tu pie de quedar preso.” Proverbios 3:25,26

“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.” Isaías 26:3

“Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré.” Hebreos 13:5

“Apártese del mal, y haga el bien; Busque la paz, y sígala. Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal. ¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien?” I Pedro 3:11-13

“Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.  En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.” I Juan 4:16-18

 Amigo y hermano abre los ojos: No te dejes arrastrar por el remolino de rumores. Cataclismos, fin del mundo, desastres, rumores de guerra y cosas por el estilo, cuyo único norte es quitarte la paz de tu corazón. Jesús mismo dijo que esto tendría que suceder, más los hijos de Dios, redimidos por la sangre del cordero, no debemos angustiarnos ni temer, Somos parte de la familia de Dios y por ello estamos seguros porque El mismo Dios Padre se encarga de protegernos: Y habréis de oír de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado! No os alarméis, porque es necesario que todo esto suceda; pero todavía no es el fin.”  Mateo 24:6

 La invitación que hoy tenemos es la de confiar en el Salvador y celebrar en paz y alegría, en sobriedad y esperanza este nuevo cumpleaños de nuestro dulce salvador.

Esta es la real celebración que todo cristiano de verdad aclama señores. El nacimiento del esperado de los tiempos, de Jesús nuestro Salvador.

 Queridos, deléitense con el siguiente pasaje bíblico:

 …“El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS.”(Mateo1:18-25)

¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2012!

Gabriel A. Salgado P.
tiempodealabanza@gmail.com
http://www.tiempodealabanza.blogspot.com

Deja de ser esclavo. Jesús el Mesías te liberó


¿Creerías que en este momento hay millones de cristianos practicando brujería sin saberlo?

Queridos amigos y hermanos: En este pequeño estudio queremos entregarles luces para que ustedes conozcan  y se aparten de prácticas que están reñidas con el espíritu cristiano y que por años el enemigo se ha ocupado de hacernos creer que son inofensivas. A modo de ejemplo, les contaré que, hace unos años atrás, en una revista para adolescentes  que circula en mi país, se entregaba gratuitamente un juego de cartas del Tarot para que las chicas “se divirtieran” con sus amigas adivinando lo que el provenir les deparaba, ya que eso no tenía nada de malo, sólo sana diversión. Lo triste de esto no es que esa revista entregara esas cartas para “sacar la suerte”, lo penoso es que miles de adolescentes de mi patria cayeron inocentemente en este juego de las tinieblas. Todo lo relacionado con artes mágicas, de adivinación y otras obras de esta índole están completamente bajo el dominio del demonio y sus huestes y sólo pueden traer mal y dolor a los incautos que se dejan seducir por ellas."No sea hallado en ti quien haga su hijo o a su hija a pasar por el fuego, o que adornará la adivinación, o de un observador de los tiempos, o un mago o una bruja, ni encantador, ni quien consulte a los adivino, ni mago, o un brujo. Para todos los que hacen estas cosas son una abominación para con Javhé: y por estas abominaciones Javhé tu Dios ¿Acaso los echaré de delante de ti. Perfecto serás delante de Javhé tu Dios. " Deuteronomio 18:10-13

Aunque consideres a primera, que lo que digo es una exageración, eso le encanta al demonio, todo lo descrito anteriormente cae en la categoría de brujería y muchos, por años, aunque digamos que no,  la hemos estado practicando sin saberloAntes de seguir avanzando, clarifiquemos lo que es brujería.
"Brujería" es una palabra interesante en la Biblia. Deriva de la misma palabra hebrea que se usa para "farmacia" כשוף. Estos términos son los mismos que se utilizan para traducir φαρμακεια (pharmakeia), o como dijimos anteriormente farmacia en el texto griego del Nuevo Testamento.  Por lo tanto, la brujería muchas veces usa drogas como un medio para contactar con el mundo de los espíritus, con seres demoníacos. Si alguna vez has hablado con alguien adicto a drogas duras, puede que te haya contado de experiencias con seres horrendos y lugares terroríficos en los que estuvo mientras estaba bajo el efecto de drogas.
 Brujería es buscar la ayuda, el poder, o guía espiritual de cualquier otra fuente que no sea Dios. Hay una cosa importante que debes saber y esta es que sólo hay dos fuentes de poder espiritual: Dios o Satanás. Pero si lo analizamos más en detalle, podríamos decir que sólo hay una fuente de poder y esta es Dios, ya que el poder que el maligno detenta es ese que recibió del Padre antes que cayera y que no le fue arrebatado después de su caída. Esto queda demostrado cuando el Diablo tienta al mismo Mesías Jesucristo, diciéndole: “… A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy.” (Lucas 4:6). Por lo tanto, Si no recurre al poder del Santo Espíritu de Dios, entonces usted está tratando con el poder de Satanás. Sencillo, pero a la vez terrible.

Esto quiere decir dentro de la brujería están incluidas todas las prácticas que por años hemos creído inocentes y que no interfieren con nuestras creencias cristianas. Vale decir que todas las formas de horóscopos, cartas del tarot, videntes, las lecturas de palma, la adivinación, las bolas de cristal, tablas de Ouija, la astrología, adorar o ponerse en contacto con los muertos, uso de talismanes y objetos para atraer la buena suerte, el dinero, la armonía ( elefantes a los que se les pone un billete en la trompa, pirámides, cristales, etc, etc) y la hechicería son prácticas de brujería y por lo tanto son creaciones del diablo, cuyo único norte es ponernos bajo su influjo y alejarnos de Dios. Escúchame lo que te digo: satanás ODIA a todos los seres humanos, te odia a tí y a mí. El papa Pablo VI lo dijo claramente cuando declaró respecto a satanás: “… Es un ser viviente, espiritual, pervertido y pervertidor, realidad terrible, misteriosa y temible, asesino desde el principio". Audiencia general, 15 de noviembre de 1972

 Hermano y amigo, cada vez que alguien que usa palabras como "espíritus" o "espiritual "sin mencionar a Jesucristo o la Biblia, está haciendo referencia a la otra fuente de poder que son los demonios y por ello te aconsejo que te alejes lo más pronto posible de ahí. El diablo es un espíritu, así como Dios es Espíritu  en su palabra claramente nos dice que las batallas en esta vida son en última instancia, contra el diablo “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” Efesios 6:12.  

Como siempre digo, nada en este mundo es gratuito,  salvo el amor de Dios y el de nuestros seres queridos. Las personas desconocen que toda ayuda de parte de las tinieblas tiene un costo y muchas veces con consecuencias terribles. Por ello, todas las formas de horóscopos, cartas del tarot, videntes, las lecturas de la palma, adivinación, las bolas de cristal, tablas de Ouija, la astrología, adorar o ponerse en contacto con los muertos, y la hechicería son del diablo y por lo tanto el te va a “cobrar” de una u otra forma, en tu vida , en tu salud física y mental, en tus finanzas y, aún en tus seres más queridos el haber hecho uso de esas artes.  Escucha, amigo mío, estas cosas que pueden parecer inofensivas a muchas personas les ha destruido su vida entera. Hay personas que han invertido sus ahorros de toda vida en ciertas inversiones financieras basadas en lo que algunos astrólogos, les han sugerido, basados en la alineación de los planetas y constelaciones. Ustedes se sorprenderían de la cantidad de personas  en el mundo, incluidos cristianos practicantes, que no dan un paso fuera de sus hogares sin antes haber consultado lo que alguien escribe en la columna del horóscopo diario del periódico o lo transmite por radio o tv. Eso no es de Dios, No viene de El y no le hace bien a tu vida. Aunque parece no tener mayor problema o se vea como un juego inocente, sigue siendo malo y satánico.  Cuando tengamos una duda o problema, acudamos a Dios. Si estamos enfermos busquemos su socorro y no vayamos a consultar a los monjes del Brasil, que son espíritus y no precisamente venidos de nuestro Padre celestial.  Amigo, Dios nos ama, el no falla y siempre está dispuesto a tendernos una mano sin pedirnos nada a cambio. Yo sé que Dios contesta la oración.

Tengo que compartir esto con ustedes. Hace poco hablé con una persona respecto a una dama, “muy católica”, de rosario y misa diaria, viuda, madre de un hijo de 18 años, el cual que se había escapado con su polola a otra ciudad. La dama desesperada por hacer retornar a su retoño, y viendo que Dios no le contestaba en el tiempo que ella consideraba prudente, como si Dios fuera una suerte de genio de la lámpara de Aladino que debe estar listo a hacer nuestra voluntad y responder al instante, escuchó hablar  de un tal  profesor Darwin, mentalista de fama internacional, según se podía leer a la entrada de su muy concurrida consulta, que vivía en su ciudad. Ella, por consejo de una de sus amigas también muy cristiana, acudió a su consulta para pedirle que hiciera algo para tener en casa nuevamente a su hijo. El tal Darwin le dijo que podría hacer el “trabajo” muy fácilmente pero con una condición. Aparte del precio por el trabajo, ella debería dejar de ir a misa y de orar por 3 días, sólo 3 días. Ella hizo según se le pidió y al cabo de unos días tuvo a su hijo en casa. Pero la persona que recuperó no fue el hijo que se había marchado un tiempo atrás, el que ahora tenía a su lado era un ser totalmente diferente, y que al poco tiempo le daba más penas que alegrías, no la respetaba, y se había convertido en un joven borracho y drogadicto, que le robaba todo de su casa para poder comprar más droga. El precio que esta madre tuvo que pagar a las tinieblas por recuperar a su hijo fue infinitamente más grande que la pena de verlo partir. Amigos y hermanos, para evitarnos sufrimientos y situaciones como esta es que Dios nos previne.
No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándoos con ellos. Yo Javhé vuestro Dios.” Levítico 19:31

A ti te habla Dios hoy. Es momento de que salgas a la luz, Dios quiere que seas libre y que descubras las trampas de enemigo.  El Señor tiene un plan hermoso para tu vida y para ello debes zafarte de las cadenas de la ignorancia  y de la oscuridad.  El sólo norte del demonio es que tengas una vida infeliz, recuerda que el viene a hurtar, matar y a destruir (Jn 10:10), y como dije anteriormente el odia a la humanidad y en su odio en contra de nosotros  no hay términos medios. Por eso murió Jesús el mesías en la cruz del calvario. Murió para que por fin queden al descubierto las trampas que el enemigo ha puesto en tu contra y en contra mía. Jesús murió para que tú y yo seamos libres de todos sus engaños. ¿hasta cuando seguirás viviendo como su esclavo?

Hoy te invito a poner toda tu confianza en el Salvador. Para ello te invito a seguir los siguientes pasos:

1.- Ora a Jesús el Mesías con toda tu alma, mente y corazón y  pídele perdón por tu ignorancia.

2.- Acércate a un sacerdote y confiesa tus errores.

3.- La comunión es el alimento del alma. Alimenta tu alma frecuentemente.

4.- Intégrate a una comunidad parroquial.

Oremos: Señor Jesucristo, humildemente me acerco a ti en esta hora, reconociendo mis errores y de corazón pidiéndote perdón por todas las veces que busqué ayuda para mis problemas en la brujería, desconfiando de ti y de tu poder, olvidando que tu sólo quieres lo mejor para mi vida.
Con todo mi ser te pido perdón. Ayúdame a liberarme de satanás y de todas las trampas en que me ha hecho caer, aprovechándose de mi angustia y desesperación.
En esta hora renuncio a satanás y a todo lo que tenga relación con el y te proclamo a ti JESÚS DE NAZARETH, EL MESÍAS, como mi único Dios y Rey. Y en tus preciosas manos me abandono para que hagas en mí, mi familia, mi trabajo y amistades  tu Santa voluntad.
Gracias Señor por escucharme y todo lo pido en tu santo nombre
Amén




 Gabriel Salgado P.
http://www.tiempodealabanza.blogspot.com

¿ Sin trabajo y con Problemas Económicos? Dios Proveerá




Amigos y hermanos: Siguiendo en la línea de demostrar bíblicamente que nuestro creador no es ajeno a nuestros problemas financieros y que tiene un plan de contingencia para ayudarnos a solucionar nuestros problemas monetarios, sean de la magnitud que estos sean, es que quiero compartir la siguiente reflexión con ustedes. Les invito a que en oración lean las siguientes líneas.
 Como he mencionado en anteriores temas que he publicado, nuestro Dios Padre se ha manifestado a los suyos con diversos nombres en el antiguo testamento y entre ellos destaca aquel que dice que EL es nuestro proveedor (Jiréh), el Padre que suple todas nuestras necesidades. Que importante es que te enteres hoy que Dios quiere ser tu Dios en todas las áreas de tu vida, incluyendo la financiera. El quiere que te enteres que nunca pensó para ti la angustia monetaria que hoy vives. Quiere traer prosperidad a tu vida y sólo tienes que pedirlo. En estos difíciles momentos que millones de hermanos cristianos están sufriendo las embestidas de una situación financiera inestable o están francamente en la quiebra deben saber esta gran verdad. Un pasaje muy revelador a este respecto, lo encontramos en el libro del Génesis, en el capítulo 22. Allí podemos apreciar y comprobar de la forma en que el Señor provee a sus siervos, supliendo sus necesidades. Te invito a que lo leamos. Dice: Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. Y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo. Al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos. Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros. Y tomó Abraham la leña del holocausto, y la puso sobre Isaac su hijo, y él tomó en su mano el fuego y el cuchillo; y fueron ambos juntos. Entonces habló Isaac a Abraham su padre, y dijo: Padre mío. Y él respondió: Heme aquí, mi hijo. Y él dijo: He aquí el fuego y la leña; mas ¿dónde está el cordero para el holocausto? Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos. Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña. Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo. Entonces el ángel de Javhé le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único. Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Javhé proveerá. Por tanto se dice  hoy: En el monte de Javhé será provisto.” Génesis 22: 1-15
Abraham enfrentaba, yo diría el reto más grande de su vida, en el que su fe iba a ser probada, al tener que mostrar la confianza que tenía en su creador sacrificando con su propia mano a su único hijo como una muestra de obediencia a Dios. Por este sometimiento absoluto a la voluntad de Dios, este le premia.
Lo que me brota del corazón para ti en esta hora es hacerte entender que tu vida y tus problemas no son ajenos a Dios. Tú no estás sólo (a). Ahora mismo Dios está en pleno conocimiento de lo que estas viviendo y ¡QUIERE AYUDARTE!  Quiere resolver lo más pronto posible tus problemas financieros y de toda índole. Créeme que es verdad. La escritura respalda lo que digo. En 2 Corintios 9:8  dice: “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra.”  El Creador como nuestro Jiréh nos ha prometido que tendremos siempre, todo lo suficiente y en todas las cosas.  Amigo(a), quizás estés pasando en este instante por una necesidad que incluso te está llevando a pensar en tener que sacrificar la armonía de tu propia familia. La unión con los tuyos, tu propio porvenir. Hoy te digo que ofrezcas todo en oración a Dios. Mira que lo mismo hizo Abraham y ¿Cómo responde el Padre?, Dios le premia.  No hay nada que perder y sí mucho que ganar.
¿Cómo alcanzar el auxilio de Dios?
¿Quieres saber cual es el primer paso para recibir la bendición de Dios? El paso fundamental que desata las abundancias que el creador tiene preparadas para ti es confiar con todas tus fuerzas en El, volviéndote a EL. Javhé Jiréh proveyó a Abraham, cuando este dio testimonio al mundo espiritual de que tenía a Dios por encima de todas las cosas. Y eso aconteció en el momento mismo del sacrificio. Dios no te pide hoy que pongas a uno de tus hijos sobre un altar y que alces un cuchillo en su contra, pero sí te pide que cambies tu estilo de vida y le des la oportunidad de hacerse cargo de tu vida. Debes hacerlo tu Señor, demostrando que le tienes a EL en el primer lugar.
 La biblia lo dice claramente, luego que Abraham demostró tal nivel de entrega y fidelidad a Dios hasta el nivel de no dudar en entregar lo que para el era lo mas preciado, tanto se vio en necesidad, en el momento en que Abraham tuvo la necesidad, en ese mismo instante, Dios dijo: “¡Aquí estoy! Yo soy Javhé Jiréh”, y le proveyó milagrosamente un carnero.
Dios no quiere que sufras y por ello ya tiene preparado para ti tu propio carnero para ofrendar.  Créele, El anhelo de Dios, desde siempre ha sido y será sostenernos y prosperarnos espiritual y económicamente. El mismo Jesús lo declara cuando nos revela: “he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia” Juan 10:10 y esta “vida en abundancia” no se restringe al plano espiritual como muchos creen, sino que también cubre el plano material. Dios quiere proveernos pero para eso debe de oírnos en su santuario, debe de escuchar que creemos y confiamos en su manifestación como Javhé Jiréh. De esta manera tendremos abiertas las ventanas de los cielos sobre nosotros constantemente.
Te invito a orar:
“…Padre celestial, en esta ora acudo a ti presentándote mi vida y mis necesidades espirituales y económicas. Me presento ante ti tal como soy y junto con pedirte  perdón por todas mis faltas vengo a suplicarte que me ayudes a salir de esta situación económica que me tiene sumido(a) en la tristeza y desesperación. Señor, creo que tú eres Javhé Jiré: El Dios que provee y que tu no te niegas a ayudar a una persona que reconoce sus fallas y que acude a ti con absoluta confianza como lo estoy ahora haciendo. Ayúdame Señor, no me desampares. Yo creo en ti y en tu poder. En este instante proclamo mi absoluta confianza en ti y a tus plantas entrego las llaves de mi vida. Gracias Padre por ayudarme y por escucharme.
Todo lo pido y lo espero, en el nombre de mi Señor Jesús
Amén…”
Gabriel A. Salgado P.

¡¡¡Jesús, No me alcanza el dinero!!!


Queridos amigos y hermanos: A diario escuchamos frases como: “Por más que me esfuerce no me alcanza el dinero”, “Estoy en la quiebra, no pude pagar mis deudas”. Incluso tu mismo en este instante puedes estar sufriendo por el hecho de saber que por más que trabajes y ordenes tu presupuesto, el dinero no te alcanza. Esto es una epidemia mundial que afecta a millones de seres humanos incluso a creyentes y fervientes cristianos. ¿Es que no existe una solución  o protección de Dios para sus hijos?

En el siguiente estudio veremos que hay solución para este gran problema y que sí es posible que tú y yo podamos experimentar la bendición que DIOS tiene para sus hijos.

Lo primero que debes saber que Dios no es ajeno a lo que hoy te está sucediendo. La imagen de que un cristiano debe estar siempre viviendo con lo mínimo y estar siempre angustiado por las deudas no esta en el corazón del Padre celestial. El es claro cuando nos dice: “Amado, yo deseo que seas prosperado en todas las cosas…” 3 Juan 1:2.  o  cuando el mismo Jesús  nos declara: “ He venido para que tengan vida y vida en abundancia” Jn 10, 10.

El Señor sabe que debemos estar con la vista en las cosas celestiales pero con los pies bien puestos en la tierra. El manejaba muy bien los temas relacionados con las finanzas (te invito a comprobar esta realidad de un Jesús involucrado de temas tan terrenales  como el dinero. Nuestro Jesucristo fue un gran maestro de finanzas. Busca en tu biblia: los talentos Mt. 25:14-30 Las Minas Lc. 19:11-27, los deudores Mt. 18:3-25. Al igual que de los 8,000 versículos del N.T 1,361 hacen mención directa o indirecta al dinero.) DIOS SABE QUE TIENES PROBLEMAS FINANCIEROS Y QUIERE AYUDARTE. Pero para ello debes aprender sobre la que llamaremos” Leyes de la Economía de Dios”

 PRINCIPIOS PARA RECIBIR BENDICIÓN EN TUS FINANZAS

Practica estos 5 principios básicos:

  1. DAR PARA RECIBIR la Biblia nos enseña que los grandes hombres dieron y el rey les retribuyo con creces. El que quiere recibir tiene que aprender a dar. “Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; como está escrito: ‘Repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre’ Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios. 2 Corintios 9:6-12
  2. PLANTEALE TU NECESIDAD AL SEÑOR acércate Con fe y confianza a tu Padre Celestial y  Plantéale a Dios tu necesidad. Muchos no aplican esta sencilla verdad argumentando que no es necesario pedirle a Dios por que EL lo sabe todo. En principio es verdad. “Dios lo sabe todo”, pero no es menos cierto que como Padre no obliga a sus hijos a pedirle sino que quiere que vayamos a EL con confianza y le hagamos saber nuestras necesidades. “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo”. Juan 14:13
  3. APRENDE LA ECONOMÍA DE DIOS  Debes enterarte y comenzar a ejercitar la economía de Dios. Su principio fundamental está en dar y luego recibir.  Primero da para que en la medida que des EL vaya supliendo tus necesidades, ya que todas las riquezas son de su propiedad. “mías es la plata y mió es el oro, dice Javhé de los ejércitos”. Hageo 2:8 “mi plata y mi oro” Joel 3:5  El seguidor de Jesucristo no debe cansarse de sembrar, es lamentable escuchar, como hay personas que se incomodan cuando en la iglesia,  en la Santa Misa, se pide una colaboración extra. Aprendamos que muchos no damos por que tengamos más dinero, debemos dar por que la ofrenda es la llave para recibir. Probadme ahora, en esto, dice Dios, si no os abriré las ventanas de los cielos y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde". Malaquías 3:10
  4. El SECRETO ESTÁ EN AYUDAR A TU PRÓJIMO QUE TIENE MENOS QUE TÚ  Una de las áreas donde nuestra Iglesia se destaca es en el área social y como fieles no debemos escatimar esfuerzos para ir en ayuda de nuestros hermanos que sufren. El apoyo financiero para la obra social es un imperativo. La biblia es clara“El que da al pobre no tendrá pobreza” Proverbios 28:27
  5. ADORA A TU DIOS MEDIANTE TU OFRENDA  Al momento de entregar nuestra ofrenda ante el altar debemos hacerlo, con actitud de adoración, teniendo plena conciencia del acto que realizamos y de su gran importancia. “Dad a Javhé la honra debida a su nombre; Traed ofrenda, y venid delante de él; Postraos delante de Javhé en la hermosura de la santidad.” 1 Crónicas 16:29.
Sinceramente espero que este estudio te sirva para salir de la apretura económica en que te encuentras y puedas experimentar la abundancia de Dios.
Yo soy testigo de esa gracia y si en mi vida Dios es pródigo, espiritual y materialmente, del mismo modo puede hacerlo en tu vida.
No olvides que uno de los nombres de Dios es  Yahvé Jiréh o Dios Proveedor y El es quién nos provee de todo lo que sus hijos necesitamos.
Ese tema lo veremos más adelante.

Dios te Bendiga:
Gabriel A. Salgado P.

http://www.tiempodealabanza.blogspot.com

tiempodealabanza@gmail.com



¿Qué es Iniquidad? Lo que todo cristiano debería saber acerca de este mal




Lo que todo cristiano debería saber acerca de este mal
Queridos amigos y hermanos: Cuando conversaba con un hermano, hace un tiempo atrás, me dijo que hay temas dentro de nuestra iglesia que, lamentablemente, nadie nunca toca y que son de fundamental importancia para la liberación y el bienestar de los hijos de Dios. Uno de estos temas es la iniquidad y es por ello que los motivo a seguir este pequeño estudio y a profundizarlo en forma personal.
Apresarán al malvado sus propias iniquidades, retenido será con las ligaduras de su pecado.” Proverbios 22:8
“El que siembra iniquidad, iniquidad segará, y la vara de su insolencia será quebrada.”  Proverbios 5:22
“Hablo como humano, por vuestra humana debilidad: así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la impureza y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia.” Romanos 6:19
Por vuestras iniquidades, dice el Señor, y por las iniquidades de vuestros padres juntamente, los cuales quemaron incienso sobre los montes y me afrentaron sobre los collados; por tanto, yo echaré en su propio seno la medida de sus acciones de antaño». Isaías 65:7
Muchos me podrán decir que exagero ya que iniquidad es lo mismo que pecado, pero están en un profundo error. La raíz de todo el mal que afecta al género humano, la raíz que introduce todo pensamiento pecaminoso, es la iniquidad y el pecado es su fruto. Cuando tratamos con el pecado, solo estamos tratando con la parte externa del asunto, con lo visible pero nadie apunta a la raíz, y esta es la iniquidad. Hemos dejado crecer esta raíz y a su vez creció también un árbol, que se hizo grande y que en forma permanente está dando frutos, y estos frutos son los frutos de la carne, el pecado. Es por ello que al comienzo de esta reflexión puse un árbol frondoso y con enormes raíces. Mis queridos, mientras solo vivamos arrancando el fruto del árbol, el árbol volverá a dar su fruto.
Ese es el motivo que tengo para hablar de iniquidad. El pueblo de Dios sólo habla de pecado y nunca aborda el tema de la iniquidad, pero si dejamos la iniquidad de lado, “tranquila”, vamos a estar en constantes problemas, ya que la justicia de Dios, nunca deja de juzgar, como el amor de Dios nunca deja de amar. Y la justicia de Dios siempre se enfrentará  a la iniquidad del hombre. La justicia de Dios es para alinear, para corregir. Donde quiera que este la iniquidad, va estar la justicia de Dios, tratando de enderezar la vida del hombre. Así que mientras la iniquidad no sea erradicada de nuestras vidas vamos a ser partes de un conflicto permanente entre la justicia de Dios y la iniquidad.
Aclarando el Concepto
 La palabra iniquidad proviene del latín iniquĭtas, -ātis (desigualdad), y se trata de un cultismo muy apropiado para designar esa maldad inicua, perversa... tan inherente al humano depredador, que tiene la capacidad de comprender las consecuencias del sufrimiento cruel de otro ser humano... en Hebreo es : AVON cuyo significado es perversión, injusticia, torcer, deformar, distorsionar, trastornar, maltratar, mal pensado, mal intencionado, maldad, apartarse de la luz (todo de manera conciente, intencional, y con conocimiento de causa)
Un ejemplo ilustre del empleo de esta voz lo encontramos, por ejemplo, en la Biblia (conjunto de libros canónicos del judaísmo y el cristianismo) donde Ezequiel se refiere a la caída de Satanás en estos términos: “perfecto eras en todos tus caminos, hasta que se halló en ti la iniquidad…”Ezequiel 28:15
Esta fue la caída de Satanás causada por la iniquidad. ¿Cómo entró aquí la iniquidad? ¿Qué significa que alguien allá sido perfecto en todo y luego entró iniquidad? Algo se torció dentro de Él, lo sacó de su lugar, de su propósito.
La iniquidad es más profunda que el pecado; es la conducta repetitiva de pecado, patrón que toma asidero en nuestra forma de ser y pasa de una generación a otra, arraigándose  y perfeccionándose cada vez más en nuestros corazones.
 “El pecado de Israel escrito esta con cincel de hierro y con Ponta de diamante, esculpido esta en la tabla de su corazón y en los cuernos de sus altares” mi pueblo peca como encargo…sus jóvenes no se olvida de pecar… “Jeremías 17:1-3,
Cómo ya sabemos, iniquidad es lo contrario a la rectitud, a la integridad y a la justicia. Iniquidad es pecado, por lo tanto es perverso, malo y torcido y se encuentra al comienzo de los tiempos, allá en el fondo del pasado familiar. Como una verdadera semilla va pasando de generación en generación y va hundiendo sus raíces retorcidas cada vez más profundamente en el alma de cada generación que va naciendo. Por ejemplo, si tuvimos ancestros alcohólicos, empedernidos jugadores, adúlteros, peleadores, avaros, etc... Es muy fácil que esa semilla de iniquidad se perpetúe apareciendo  a través de la línea sanguínea paterna o materna para afectar a cualquiera de la familia.
Esa semilla esta latente en todos y cada uno de los que componen la familia, solo tiene que haber un "detonante " para que se active la maldición, la semilla germine y comience a crecer y a avanzar. Visto de este modo, la mayoría de nuestros pecados son FRUTO DE LA  INIQUIDAD. Si no hubiera existido la INIQUIDAD en nuestra línea sanguínea, no tendríamos tanta propensión a ciertos tipos de pecados, no tendríamos ciertas debilidades más que otros.
La iniquidad es como un árbol cuyas raíces se hunden en lo más profundo de la vida del ser humano y que hace que sea muy difícil poder removerla, ocasionando que constantemente caigamos en los mismos pecados y seamos presas de las mismas debilidades. Muchas veces no sabemos porque nos suceden las cosas que nos suceden, oramos, ofrendamos, nos confesamos y la situación no cambia. Estas situaciones pueden ser consecuencias de las iniquidades que moran en nosotros y que actúan como verdaderas maldiciones.
Esa tendencia a mentir constantemente, a la ira y enojo desmedidos, a los pecados sexuales, al robo, a la avaricia, a soberbia, el orgullo, la idolatría, etc. Talvez son pecados que solo usted sabe y que aun le da vergüenza que siendo cristiano tenga esas tendencias, esas inclinaciones. Son esas, las iniquidades manifestándose en su vida. Lo que queremos ahora anunciarle que para Dios nada hay imposible y que se puede arrancar sus raíces de nuestras vidas y liberarnos de ellas. Para ello  es importante que las individualicemos, confesarlas y pedirle a Dios que nos libre ya que sus consecuencias son graves, no solo para nuestras vidas sino para nuestras generaciones futuras.
Es así como vemos que la persona que es alcohólica, tuvo un padre alcohólico y su hijo es alcohólico, la madre soltera, fue producto de una relación ilegitima y su hija también tendrá hijos ilegítimos. Esta es la iniquidad que pasa de una generación a otra, produciendo una inclinación al pecado, que ya es parte de la familia.
Lamentablemente, hemos sido testigos de las consecuencias de  la iniquidad en familias enteras. Familias que son pobres a través de generaciones, otras con una propensión al fracaso, con tendencia a enfermedades continuas o crónicas (diabetes, hipertensión, cáncer, locura, males cardíacos, artritis, reumas, derrames, etc., etc.…) con muertes prematuras, con propensión a accidentes, suicidios, etc. La palabra dice:
 “Se vistió de maldición como de su vestido y entró como agua en sus entrañas, como aceite en sus huesos”  Salmo 109:18
 Por nuestras iniquidades, la maldición se mete en nuestros cuerpos. Las iniquidades son pecados que toman asidero en nuestra sangre y pasan de una generación a otra. Son conductos, caminos por donde el enemigo tiene derecho a entrar. Por supuesto, cuando confesamos nuestros pecados el nos perdona. Sin embargo, la bendición va a depender de mi perseverancia y diligencia, de vivir en obediencia, si me aparto y empiezo a pecar nuevamente, la palabra de Dios dice que el espíritu inmundo va y toma consigo otros siete peores que el y entrados moran allí y el póster estado viene a ser peor que el primero. Para comprobar esto, te invito a buscar en Lucas 11:26
 “Conciben maldades y dan a luz iniquidad; incuban huevos de áspides y tejen telas de araña. El que como de sus huevos morirá y si los rompen saldrán víboras.” Isaías 59:4
La iniquidad, se puede reproducir en nosotros como huevos de serpientes, verdaderos tumores que el romperse se propagan por todo el cuerpo como culebras que a su paso devoran todo, produciendo enfermedades que carcomen todo por dentro. Telas de araña que toman el control de nuestra alma y la esclavizan. Debes saber que la semilla de iniquidad no reconoce tiempo para germinar, lo puede hacer en la niñez, juventud, adolescencia, o aún en la vejez, solo que es mas llamativo, en la edad adulta, cuando uno ya debería haber adquirido madurez y sensatez, uno se vuelva insensato. Todo ocurre porque había una semilla de iniquidad en sus vidas que no fue destruida, y esta semilla finalmente germino.
¿Es posible destruir la semilla de iniquidad?
Sin embargo, como dije anteriormente, Dios tiene poder para liberarnos. Si nos mantenemos en su palabra hay un tiempo de liberación en su gran misericordia, Dios nos sigue protegiendo y busca que alcancemos la plenitud. El nos asegura que si vamos a El nos liberará.
 En su angustia clamaron al Señor, y él los salvó de su aflicción. Los sacó de las sombras tenebrosas y rompió en pedazos sus cadenas. ¡Que den gracias al Señor por su gran amor, por sus maravillas en favor de los hombres!” Salmos 107:13-15
 “En tiempo aceptable te oí en el día de salvación te ayude” Isaías 49:8
»Así ha dicho el Señor: El día que os purifique de todas vuestras iniquidades, haré también que sean habitadas las ciudades, y las ruinas serán reedificadas.” Ezequiel 36:33
Den gloria al Señor y proclamen su alabanza en las costas lejanas. El Señor marchará como guerrero; como hombre de guerra despertará su celo. Con gritos y alaridos se lanzará al combate, y triunfará sobre sus enemigos.” Isaías 42:12-13
Si. Es posible, Dios puede destruir nuestras iniquidades y lo podemos lograr mediante nuestra absoluta fe en EL y su poder y por medio de la  oración. Dios nos dio autoridad al orar. Autoridad para construir y para destruir, si esto fuere necesario.
Los hijos de Dios tenemos muchísimos privilegios espirituales que no conocemos y por lo tanto
quedan sin ser reclamados para gozo del enemigo.

Amigo y hermano, si en su familia hubiere alcohólicos, divorcios, muertes prematuras, incesto, pobreza, mucho desempleo, abusos sexuales, madres solteras, calamidades inexplicables, fracasos, enemistades, o cualquier otro suceso que se repite sin control, debe ser destruida la semilla de iniquidad que los genera de tal manera que alcances la liberación y reconciliación con el Padre y para que lo mismo no vuelva a suceder en su generación o en la siguiente.
Se debe evitar que se desarrolle y le tome a usted, o a sus hijos. Lo mejor es orar antes de que las cosas sucedan.
Hay que hacerlo antes de que aflore, antes de que germine y tome fuerzas. Debemos tomar poder en el nombre de Jesús y destruir, frustrar y deshacer todo plan de las tinieblas; destruir esa semilla que aun no germino,
para que muera y no  nos afecte a nosotros, ni a nuestra descendencia.

Rompiendo iniquidades
A continuación te sugerimos estos pasos para romper, arrancar y destruir toda semilla de iniquidad en tu vida y en tu familia.
Recuerda: Esto no obra de magia ni depende de tu poder. TODO ES OBRA DE DIOS. SÓLO EL PUEDE LIBERARNOS.
Te invitamos a seguir las indicaciones siguientes y orar con toda tu fe puesta en el SEÑOR de señores estas oraciones de auto-liberación ya que son eficaces según la palabra de Dios en Santiago 5:16.
Te recomendamos que perseveres en estas oraciones y no te preocupes si en emocionalmente no sientes nada. Cuando Dios guarda silencio es por que está trabajando.

Paso I: Reconcíliate con Dios Confesando tus pecados
Paso II: Oración
Oración1. Proclamación de Jesús como mi Señor.(Romanos 10:9)
Creo en ti Señor Jesús. Yo creo firmemente que tú eres el Hijo de Dios. Tu eres el Cristo, el Mesías que vino a deshacer toda obra del diablo, toda obra de maldad. Diste tu vida en la cruz por mis pecados y resucitaste de entre los muertos. Padre te confieso todos mis pecados, pido perdón y me vuelvo a ti en arrepentimiento. Lávame, limpia mi conciencia con tu sangre. Saca, destruye, arranca de mi  todo lo que impida que TÚ controles mi vida.
Quiero ser gobernado, guiado, dominado solo por Ti Padre Santo Altísimo. Renuncio a Satanás y a todas sus obras en mi vida.
Creo que tu sangre me limpia ahora de toda maldad, de todo pecado. Te pido que te quedes conmigo, en mi corazón y seas dueño y Señor de mi vida. Te confieso como mi único y verdadero Dios. Apártame para servirte, amarte, obedecerte. Dedico y consagro a TI mi vida.
Gracias por redimirme, por limpiarme, por justificarme y santificarme, muchas gracias. TE AMO PADRE SANTO. Amen.


Oración 2. Tomando toda la armadura de Dios. (Efesios 6:10-18)
Tomo ahora el Yelmo de Salvación, calzo mis pies con el apresto del Evangelio de la paz, me ciño el cinto de la verdad, tomo la Coraza de Justicia, y tomo el Escudo de la fe y la espada del Espíritu, con que voy a apagar todos los dardos de fuego del maligno.

Oración 3. Rompiendo maldiciones de mis antepasados.
Padre celestial ten misericordia de mi y de mis antepasados, confieso mis iniquidades, mis delitos y pecados y las iniquidades, delitos y pecados de mis antepasados, hasta 10 generaciones antes que la mía.
Reconozco que hemos pecado contra Ti andando en oposición a Ti, Dios de Israel el único y verdadero Dios. Hemos pecado y hecho lo malo.
Hemos sido malos y rebeldes, desobedientes
e incrédulos.
Hemos cometido el pecado de divorcio, fornicación, infidelidad, adulterio, homicidio, injusticias, iniquidad y hemos hablado tanta corrupción, maldiciones y blasfemias.
Hemos pecado contra los 10 mandamientos y tus Leyes. Hemos cometido errores religiosos, adorando a ídolos antes que al Creador.
A causa de nuestros pecados y el pecado de nuestros antepasados nos han sobrevenido las maldiciones de destrucción que están escritas en el libro de la Enseñanza, que es tu palabra.
En esta hora, s
uplico perdón por haber dado derecho y autoridad a satanás de tomar mi
línea sanguínea.

Hoy por mi fe en ti Señor Jesús y con el poder de tu Sangre preciosa derramada en la cruz del Calvario, arranco, destruyo y deshago toda autoridad y derecho que se le ha dado, y sujeto, aplasto a satanás bajo mis pies, lo echo fuera de mi vida y de mi linaje ahora. Fuera! En el nombre de Jesús.
Oh Señor, conforme a todos tus actos de justicia, aparta tu ira y tu furor de nosotros y de nuestra descendencia.
Señor, Altísimo Santo de Israel, te pedimos que nos perdones, nos limpies completamente con la Santísima sangre de JESUCRISTO, y nos apartes completamente de las maldiciones que llegaron a causa de los pecados de nuestros antepasados.
Señor te pido en oración que la maldición del juicio divino sea quitada de nosotros y de nuestra descendencia, deslíganos, quiebra, destruye toda maldición, completamente
por la preciosa sangre de JESUCRISTO.
Señor te pido que quebrantes, arranques y destruyas de nosotros las maldiciones, si es que provienen de ti, por desobediencia a tu palabra.
Señor ordena ahora, que la maldición se rompa y se seque y quede sin poder en nuestras vidas. Desde ya, POR FE, declaro que toda maldición heredada queda sin poder, sin derecho, sin influencia sobre mi vida, y la de mi generación. Toda maldición de enfermedad genética ahora se deshace y destruye por el poder de la
Unción del Espíritu Santo de Dios,
porque somos linaje de los benditos del Altísimo.

No daremos a luz para maldición, toda nuestra generación esta consagrada, apartada y protegida por nuestro Dios, El Señor Cristo Jesús.
Gracias Padre, Señor JESUCRISTO por la victoria que nos das.
Gracias por esta liberación que hoy nos das. En tu Nombre. Amen.



Oración 4. Destruir la semilla de iniquidad

Padre Santo Altísimo: vengo ante ti con toda confianza ante tu Trono de Gracia, amparado/a por el privilegio de que nuestra palabra tiene poder y autoridad. En esta hora, declaro que toda semilla de iniquidad, muere.
Ya sean malos hábitos, vicios, tragedias, calamidades, inmoralidad sexual, muerte, pobrezas, escasez, idolatrías, prácticas ocultistas que estuvieron empotradas en nuestra línea sanguínea a causa de los pecados de nuestros antepasados. Toda semilla de iniquidad ahora se seca y muere, ahora queda inactiva, destruida para siempre. Nunca avanzara, nunca crecerá, nunca dará frutos, lo declaro ahora en el poderoso nombre de Jesús.
Gracias porque te has levantado como Gigante para liberarme y porque has venido a deshacer toda obra del diablo. En el nombre de Jesús, Amén.
Oración 5. Destruir toda semilla de enfermedad.
 En el nombre de mi Salvador Jesucristo, declaro que toda semilla de enfermedad que este latente en mi línea sanguínea ahora se seca y muere. Queda destruida ahora. Ya no me alcanzara ninguna enfermedad de herencia genética, soy libre ahora. Tampoco alcanzara
a mis hijos ninguna enfermedad
de herencia genética, por el poder y en el
nombre de Mi Señor Jesús.

Toda semilla de iniquidad, de enfermedad, ahora se seca y muere, ahora queda inactiva, destruida para siempre. Nunca avanzara, nunca crecerá, nunca dará frutos, lo declaro ahora en el poderoso nombre de Jesús.
Quedaron secas y destruidas semillas de cáncer, diabetes, hipertensión, problemas de huesos, problemas cardiacos, derrames, tumores, quistes, infertilidad, anomalías, malformaciones, debilidades, asma, alergias, deficiencias, depresión, ........ (Nombre la enfermedad que ha venido en su línea sanguínea)
Soy libre, porque Jesús vino a deshacer toda obra del diablo en mi vida y porque por Fe, tengo el poder y la autoridad contra todo mal, Gracias Padre porque tu eres el Vencedor y el que libera, en el poderoso nombre de Cristo, mi Señor.
Amén
.



Dones, carismas y frutos del Espíritu Santo


Amigos y hermanos: Después de haber celebrado una nuevo aniversario de Pentecostés, quiero compartir un tema que presenté el sábado 27, en la celebración de Pentecostés, fecha fundamental de la iglesia y que los católicos celebramos con mucha alegría. La llegada oficial del Espíritu Santo al seno del la iglesia naciente. Este tema tiene como objetivo aclarar qué son los dones, los carismas y los frutos del espíritu Santo. Espero contribuir con ello a aclarar dudas que ustedes pudiesen tener
El tema se titula:
Dones, carismas y frutos del Espíritu Santo
Dones del Espíritu Santo

Recurriendo al Catecismo de la Iglesia Católica, podemos ver que al hablar de "dones" se refiere a aquellos "regalos" que nos da el Espíritu Santo. Los Dones son disposiciones permanentes que hacen al hombre dócil para seguir los impulsos del Espíritu Santo.
Los dones son aquellas gracias que nos hacen vivir la vida cristiana completando y llevando a su perfección las virtudes en nuestras vidas. Estos son siete y la Iglesia se refiere a ellos como "los dones del Espíritu Santo".
Lo primero que debiéramos saber es que estos dones se recibieron en el Bautismo y son como "regalos sin abrir"; luego, en la Confirmación, volvemos a recibir una efusión del Espíritu la que nos permite desarrollarlos.
En el bautismo recibimos los 7 regalos  preciosos adornados con una hermosa cinta. En nuestra confirmación el Espíritu de Dios, saca esa cinta y está en nosotros el abrir esas cajas y disfrutar de los presentes dados por el Padre.
El Profeta Isaías anunció que el Espíritu de Dios traerá a quien le es fiel, siete preciosos regalos o dones (Is. 11,2).

Los Carismas
Etimología: del griego, charis+ma.
Char: algo que causa felicidad.  Charis: conceder gracia, favor gratuito de Dios.
Ma: es el objeto y el resultado de una acción.
"charisma": el resultado de haber recibido el charis (don de Dios).
Además de los dones, el Espíritu Santo nos da "carismas", de los que habla San Pablo: "Hay diversidad de carismas, pero el Espíritu es el mismo; diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo; diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios que obra en todos. A cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para provecho común..." (I Corintios 12:4-13).
 Los carismas son como herramientas que se pueden usar para bien o para mal, o dejar olvidadas.. Ya que Dios nos creó libres, los carismas se pueden usar bien o mal.

¿Sólo los Santos tienen acceso a los carismas?
No son condición ni garantía de santidad. No es más santo el que tenga mayores carismas y estos se reciben de manera independiente de los méritos del individuo, y no son requisitos para su salvación (1 Corintios 12,11).
Un carisma es un don, no es una señal de santidad, o de mayor unión con Dios (1 Corintios 13,1). Se puede dar el caso de alguien que tenga grandes dones - como el don de la palabra, sanación, lenguas, etc. pero no viva en gracia, como fue el caso del hijo pródigo que partió de la casa paterna a malgastar los bienes entregados por él.
No es más santo el que tenga mayores carismas. Pero si es verdad que los santos se caracterizan por el buen uso de los carismas porque los ponen al servicio de la Iglesia motivados por el amor.
El Espíritu Santo los concede a quien quiere y cuando quiere. (1 Cor 12,11). Se encuentran en todo tiempo y lugar.

                                ¿Cuál es la naturaleza de los carismas?
Los carisma son de origen sobrenatural concedidos por Dios a determinadas personas.
Son un don del Santo Espíritu para ayudar a la Iglesia. (1 Corintios 12, 7). Son útiles para la misión y por lo tanto no son ni privados (para uso egoísta, personal),  ni son superfluos.
No puede uno ni atraerlo ni retenerlo sin la concesión del Espíritu (1 Corintios 14, 28- 32).
 Los carismas se pueden distribuir en tres grupos:
1. Carismas de la mente: Sabiduría, Ciencia, Discernimiento de Espíritus.
2. Carismas de acción: Milagros, Sanaciones, Fe (de la que mueve montañas).
3. Carismas de la lengua: Profecía, Lenguas, Interpretación de lenguas. (1Cor.12:8-10). 

Los 9 carismas
Carisma de Sabiduría - Es el primero que señala Isaías, y el primero que señala aquí San Pablo, y es el más importante. La sabiduría es más valiosa que el oro y la plata, es el don de conocer los misterios maravillosos de Dios, su amor, su grandeza, su preocupación por nosotros.
Carisma de Ciencia - Es algo de lo muchísimo que Dios conoce que lo da a saber a una persona, a la que él quiera. Es conocer algo del presente, del pasado o del futuro, que nadie lo puede saber, que no se puede aprender en ningún libro.
Carisma de Fe - Esa fe que mueve montañas. La dinamita más potente que conoce la humanidad, que mueve las montañas del odio y de los celos, que desata las cadenas de las drogas y del alcohol, que sana enfermos incurables, que arregla matrimonios que ningún abogado puede solucionar, que resucita muertos.
Carisma de Sanaciones - Este carisma trata de sanar física e interiormente, con el poder del Espíritu de Dios. Este don lo deben tener todos los que predican la palabra de Dios, porque así lo prometió el mismo Jesús: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura... A los que creyeren les acompañarán estas señales... pondrán las manos sobre los enfermos y estos se sanarán (Marcos 16:15-19).
Carisma de Milagros - El Carisma de Milagros es el don de hacer milagros. Lo prometió Jesús también: En verdad en verdad os digo que el que cree en mi, ese hará también las obras que yo hago, y las hará mayores que éstas (Juan 14:12). Parará las tempestades y andará sobre las aguas, y multiplicará los panes y los peces, y resucitará muertos. ¡Y más que esto promete Jesús!
Carisma de Profecía - La profecía es hablar a los hombres de parte de Dios, y nos anima San Pablo a que aspiremos sobre todo al don de profecía (1 Cor. 14:1), y la define así: El que profetiza habla a los hombres para su edificación, exhortación, y consolación (1 Cor.14:3).
Carisma de Discernimiento de Espíritus - Es el don de diferenciar lo que viene del bien y el mal. Éste se necesita mucho en los últimos tiempos, porque hay muchos falsos profetas y Mesías. 
Carisma de Lenguas - Es el don de hablar en la lengua que el Espíritu Santo quiera. El que habla en lenguas habla a Dios, no a los hombres, pues nadie le entiende, diciendo su espíritu cosas misteriosas (1 Cor. 14:2). Sirve para la edificación de la persona.
Carisma de Interpretación de Lenguas - Cuando uno habla en lenguas no entiende lo que dice, ni ningún otro, a excepción del que Dios le ha dado el don especial de poder entender e interpretar lo que el hermano oró o cantó en lenguas.

Diferencia entre Dones y Carismas

Dones:regalos permanentes de Dios para cada uno de sus hijos que hacen al hombre más fácil seguir los impulsos del Espí­ritu Santo y hacer la voluntad del Padre.
El Espí­ritu Santo nos los da para nuestra santificación y salvación, todos los tenemos desde el bautismo.
Los Carismas son gracias especiales muchas veces temporales del Espí­ritu Santo dados para la edificación de la iglesia, el bien de los hombres y las necesidades del mundo.

Pueden ser otorgadas sólo para situaciones especiales.
No son otorgados para la salvación o santificación, y pueden darse también fuera de la iglesia.

Frutos del Espíritu Santo
Los "frutos" son perfecciones que forma en nosotros el Espíritu Santo como primicias de la gloria eterna. La tradición de la Iglesia enumera doce:
1. Caridad: El acto de amor de Dios y del prójimo.
2. Gozo espiritual: El que nace del amor divino y bien de nuestros prójimos.
3. Paz: Una tranquilidad de ánimo, que perfecciona este gozo.
4. Paciencia: Sufrimiento sin inquietud frente a la adversidad; moderar los excesos de tristeza.
5. Longanimidad o Perseverancia: Firmeza del ánimo en sufrir, esperando los bienes eternos. Impide el aburrimiento o la pena que provienen del deseo del bien que se espera o de la lentitud o duración del mal que se sufre.
6. Bondad: Dulzura y rectitud del ánimo; inclinación que lleva a ocuparse de los demás y a que participen de lo que uno tiene.
7. Benignidad:Ser suave y liberal, sin afectación ni desabrimiento. Manejar a los demás con gusto, cordialmente, con alegría.
8. Mansedumbre:Refrenar la ira y tener dulzura en el trato.
9. Fe:Exacta fidelidad en cumplir lo prometido.
10. Modestia: La que modera y regula en el hombre sus acciones, palabras, sus gestos.
11. Continencia o Templanza: La que modera los deleites de los sentidos.
12. Castidad: La que refrena los deleites impuros.

  Amigo, hermano no esperes mas. Es momento que abras los regalos que el Padre tiene para ti. Te invitamos orar diciendo:
Padre,en esta hora te ruego que abras en mi vida los dones del Espíritu Santo.
Eterno Padre, en nombre de Jesucristo acepto para mí todos esos regalos que me diste el día de mi bautismo sin pedirme nada a cambio. Envía hoy a mi corazón al Espíritu Santo.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de Sabiduría.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de Entendimiento.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de Consejo.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de fortaleza.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de Ciencia.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de Piedad.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don del Santo Temor de Dios
Te lo ruego, en el nombre de Jesús mi Salvador.
Amén.