BIOGRAFÍA

Mi foto

Gabriel Salgado es un Predicador y Cantautor Cristiano Católico, originario de la ciudad de Temuco, 9ª región de Chile. Es miembro fundador del Ministerio de Adoraciòn y Alabanza KAIROSrockatólico, que pone al servicio del pueblo de Dios encuentros y retiros de adoración y alabanza, labor desarrollada intensamente en el sur de Chile.
Su música, mensaje y ministerio están insertos dentro de un plan misterioso de Dios que está llegando a todos los rincones de America Latina.
Gabriel es además,profesor de inglès y orientador familiar. Participa en la Renovación Carismática Católica Chilena desde 1987.habiendo ocupando a lo largo de los años diversos cargos en su seno.Sus discos más recientes son "El privilegio de Adorarte" y "Aún estamos aquí".
Gabriel piensa: " Lo que el hombre no ha sido capaz de unír en el seno del cristianismo,Jesús lo hará por medio de la música".
Gabriel es un hombre de familia. Tiene 2 hijos: Felipe Andrés y Arturo Ignacio. Actualmente Gabriel y sus familia viven en Valdivia, Región XIV de los rìos y desde aquí visita diversas partes de Chile con su ministerio en respuesta a las invitaciones de comunidades cristianas del país para que les visite llevando la palabra de Dios y música.
¿Necesitas oración y apoyo?, ¿Quieres que compartamos nuestro servicio con tu comunidad?
No dudes en contacnos, escribiendonos a:
 

Semana Santa 2017

Semana Santa 2017
"KAIROSrockatólico"

Hermanos y Amigos

Photobucket

¿ARTISTAS O SALMISTAS?

Queridos hermanos: A partir de hoy publicaré varias reflexiones sobre lo que la Biblia cree debieran ser el perfil que una persona debiera tener para el correcto servicio de Dios en la música y la forma en que se debiera desarrollar este hermoso servicio.

Estos temas lo he sacado de mi experiencia personal, la palabra, artículos y lo que he visto y vivido en estos años de servicio a mi creador a través de este ministerio. El objetivo no es otro más que dar luces a aquellos músicos cristianos que desean servir a Dios con un corazón sincero y sin buscar el reconocimiento, el aplauso y la fama que el mundo da ; trampa en la que muchos caen y de la que es bastante difícil salir. Es por ello que los invito y les motivo a invitar a otros a seguir esta serie de reflexiones que irán apareciendo. El día de hoy comenzaremos con el tema:

¿ARTISTAS O SALMISTAS?

Salmo: (del griego psalmòs psalmòs, de psallo, psallo, pulsar instrumento de cuerda) m. Composición o cántico de alabanza a Dios. Salmista: m. El que compone y/o canta salmos

¿Cuál debe ser es la espiritualidad del músico Cristiano?

Su espiritualidad debe ser plena de gozo: La espiritualidad de aquél que ha visto el amor gratuito, de aquél que ha experimentado la victoria de la resurrección en su vida... y esto despierta en él un canto de alegría.Su espiritualidad debe estar marcada por la humildad de espíritu. la espiritualidad de aquél que conoce la profundidad del corazón del hombre, nuestra pobreza, nuestra miseria y que desde la muerte puede reconocer el amor de quién nos ha amado en su hijo Jesucristo, porque sólo desde nuestra pequeñez podemos elevar un cántico en espíritu y en verdad. Nadie puede cantar las maravillas del Señor si no ha visto, como la virgen María, que el Señor ha mirado la humillación de su esclava. Un músico cristiano está llamado a experimentar en su vida el amor de Dios cuando hemos sido sus enemigos: la gratuidad, para poder proclamar, como el salmista, que “en mi roca no existe la maldad”.Nuestra misión, como músicos es la de bendecir y anunciar en nuestro canto, la buena noticia del perdón, de la paz, de la victoria sobre la muerte. Es por ello que con sus salmos el Rey David nos muestra la verdadera espiritualidad del cristiano que es cantor, músico y poeta, ya que Jesús dice que todos los salmos hablan de él.Busquemos en los salmos una fuente de inspiración para nuestro canto: “Para ti es mi música Señor...” Para un mejor análisis, enseguida ahondaremos que algunos aspectos que caracterizan el espíritu de un músico Cristiano.

“La espiritualidad del músico católico"

El pueblo de Israel ha encontrado en los Salmos una manera de entablar con Dios un diálogo existencial profundo y rico en formas y contenido. Esencialmente son himnos, cánticos, poesías y oraciones que en forma de súplica y alabanza se elevan al Creador porque se reconoce en él al que conduce la historia y la vida de su pueblo. Quién mejor interpreta, en este sentido, la espiritualidad de los Salmos es el Rey David. A él se le atribuyen la mayor parte de ellos. Su vida y experiencia los ha inspirado. Tal vez él es quién representa la verdadera espiritualidad del músico. El Rey David es un hombre que ha sido llamado, elegido, ungido por el Señor para ser Rey de Israel. Un hombre que ha conocido la gratuidad de esta llamada. Es el hombre a quién Dios ha colmado de todas sus bendiciones y bienes. Sin embargo este hombre ha pecado profundamente. Ha cometido los pecados más graves a los ojos de Dios. Ha sido adúltero y luego para esconder su pecado ha mandado a asesinar a Urías, el marido de Betsabé. Dios a través del profeta Natán ilumina su realidad y David reconoce su pecado y se arrepiente.

Este hombre conocerá la más profunda consecuencia de romper con el amor de Dios: la tristeza, desolación y angustia a la que conduce el pecado. Sin embargo esta misma experiencia es la que le lleva a buscar y, finalmente encontrar en Dios, el perdón. El Rey David comprenderá la profunda realidad de la miseria humana y clamará desde el fondo de su corazón, elevando un cántico de alabanza, de súplica y de perdón.Sin embargo, hay algo particular en El Rey David; es su humildad. Ya que reconociendo sin tapujos su fragilidad puede también reconocer la infinita grandeza de Dios. Por esta razón Dios le promete que de su descendencia vendrá el Mesías. Es por eso que David tiene motivos para componer y cantar, ha experimentado en su propia vida la misericordia, siente gratitud por el amor incondicional de Dios, y es beneficiario de la gratuidad del perdón divino. Sobre todo ha visto que Dios ama al pecador.

Entonces en este hombre surge un canto: “Te doy gracias, Yahvé de todo corazón, Voy a proclamar todas tus maravillas...” (Sal. 9,2) “Cantad para Yahvé los que lo amáis, recordad su santidad con alabanzas” (Sal. 30,5) ¡” Dad gracias a Yahvé con la cítara, tocad con el arpa de diez cuerdas; cantadle un cántico nuevo, acompañad la música con aclamaciones”! Pues recta es la palabra de Yahvé, su obra toda fundada en la verdad. (Sal. 33, 2s) “Bendeciré en todo tiempo a Yahvé, Sin cesar en mi boca su alabanza.” (Sal. 34,2) “Puso en mi boca un cántico nuevo, una alabanza a nuestro Dios” (Sal. 40,4) “¡Pueblos todos, tocad palmas, aclamad a Dios con gritos de alegría!” (Sal. 47,2) “Aclama a Dios tierra entera, cantad a su nombre glorioso, dadle honor con alabanzas, Decid a Dios: ¡Qué admirables tus obras!” (Sal. 66,2) “Cantaré por siempre el amor de Yahvé, anunciaré tu lealtad de edad en edad.” (Sal, 89,2) “Es bueno dar gracias a Yahvé, cantar en tu honor, Altísimo, publicar tu amor por la mañana y tu fidelidad por las noches, con el arpa de diez cuerdas y la lira acompañadas del rasgueo de la cítara” (Sal. 92,2) “Venid, cantemos gozosos a Yahvé, aclamemos a la roca que nos salva” (Sal. 95,1) “¡Cantad a Yahvé un nuevo canto, Canta a Yahvé tierra entera, Cantad a Yahvé, bendecid su nombre! Anunciad su salvación día a día contad su gloria a las naciones, sus maravillas a todos los pueblos” (Sal. 96,1-3) “Cantaré al amor y a la justicia para ti tañeré, Yahvé; Iré por el camino perfecto: ¿cuando vendrás a mí?” (Sal. 101, 1-2) .

"El músico de Dios es pobre en Espíritu"

Recordemos la recomendación de Jesucristo a sus discípulos en el Sermón de la Montaña: "Bienaventurados los pobres de espíritu... “Esto quiere decir según San Agustín, "no los pobres en riquezas, sino en deseos" (S53A,2) ó " el pobre de Dios lo es en el alma, no en la bolsa (CS 131,26)

¿Qué significa ser un artista pobre de espíritu?

Los artistas pobres de espíritu son aquellos que demuestran humildad, piedad, que comparten sus dones con los necesitados, que enseñan y dan de lo que saben y tienen a los demás. Que si algo ganan con su trabajo artístico lo vuelven a invertir en la evangelización musical. Que si reciben un elogio no se lo guardan para sí; sino que inmediatamente se lo entregan a quién realmente se lo merece, se lo entregan a Jesùs.

Estos artistas pobres en espíritu ya no merecen tan pequeño titulo, ellos merecen ser denominados Salmistas con todo lo que significa esa denominación.

En un salmista no cabe la soberbia, la vanidad, el orgullo y la vanagloria. ¿Cuántos pseudos salmistas se creen intocables, estrellas, sagrados, superiores, merecedores de alabanza por sus talentos y su profesionalismo artístico, olvidando que el único que debe ser alabado y merece por sus meritos brillar es el lucero de la mañana; Jesùs el Señor? Estos sí que merecen ser llamados artistas por que son pobres en el alma, porque no reconocen que si algo son, ha sido por obra del creador y no por mérito propio. Estos Sí merecen el título de artistas por que su norte no es darle la gloria a Dios sino que es llenar sus vacíos del alma con el aplauso y el halago fácil. Estos artistas terminan hartando a su entorno con su egoísmo y vana gloria.

En el camino a la santidad, los salmistas que renuncian a todos los bienes materiales son "almas grandes", como San Francisco de Asís, poeta que le cantó a la vida, a la muerte y a la todo lo creado por Dios.

Pero, en el proceso transformador del arte se necesitan los recursos para concluir una obra teatral, pictórica, musical, arquitectónica, entre otros. Los medios son necesarios en la producción de obras. De lo contrario, un Miguel Ángel no hubiera podido pintar la capilla Sixtina, o Palestrina no hubiera desarrollado la genialidad musical que Dios le regaló y que aplicó como "Maestro de Capilla" en la Basílica de San Pedro, en Roma.

Un Salmista del Dios vivo es aquel que vive en la austeridad. Como lo dije anteriormente, vivir en la austeridad no significa prescindir de los medios necesarios para transformar con esfuerzo y trabajo, la naturaleza que Dios le dio al ser humano. Es indiscutible, que en el proceso de un producto artístico final se necesitan de conocimientos y de medios, los cuales se adquieren de acuerdo con la historia musical del hombre, con trabajo remunerado en especie o en dinero. Salmista de Dios: ¿De qué te sirve padecer la pobreza material si esta te pueda llevar a caer en la codicia, o si tu corazón se consume en los deseos no cumplidos?

Qué es mejor: ¿Ser un Salmista humilde de corazón con los medios para subsistir y llevar adelante su ministerio o un artista pobre, soberbio, y lleno de orgullo?

Aprender a ser pobres de espíritu es aprender a ser piadosos y humildes de corazón a ejemplo de la Santísima Virgen María. El cristiano comprometido con la evangelización artística debe crecer en virtudes como la docilidad, la piedad, la fe, la caridad y la fidelidad a Dios. Estas son las verdaderas riquezas, además de todos los dones y talentos recibidos, que nadie nos puede robar y que se llevan a la vida eterna. En Comunión.

No hay comentarios: